Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rivera no apoyará a Sánchez aunque Iglesias retire el referéndum

Los dirigentes de Ciudadanos aseguran que las diferencias en políticas económicas imposibilitan su abstención en un pacto que incluya a Podemos

Aunque Podemos renunciara al al referéndum vinculante que propone para Cataluña, esto no sería “condición suficiente” para que Ciudadanos estudiara su abstención ante un hipotético acuerdo entre el partido de Pablo Iglesias y el PSOE para investir presidente a Pedro Sánchez. Así lo aseguró este viernes Albert Rivera, que se refirió a la economía de mercado, a la sociedad del bienestar o al pacto del euro como “pilares de la democracia” con los que “tampoco se negocia”. En Ciudadanos señalan como puntos de conflicto las distintas propuestas económicas, o la necesidad de integrarse en el pacto antiyihadista, que Iglesias no firmó.

Si no se une al PP, Sánchez necesitaría el apoyo de Podemos y la abstención de Ciudadanos para ser presidente. Aunque esa lista de diferencias políticas entre las dos formaciones emergentes podría interpretarse como una puerta abierta a una negociación exitosa, los dirigentes de Ciudadanos son categóricos. “Podemos tendría que dejar de ser Podemos” para que la formación de Rivera aceptara cualquier acuerdo entre Sánchez e Iglesias, según afirmaron en los dos últimos días distintas fuentes de la Ejecutiva. Un dirigente del círculo de Rivera fue más contundente aún: “Podemos tendría que convertirse en un partido socialdemócrata”.

El líder de Ciudadanos dijo este viernes en el Congreso que la renuncia al referéndum no es la única condición de Ciudadanos para “sentarse con Podemos”, y se refirió a la economía de mercado, a la sociedad del bienestar o al pacto del euro como “pilares de la democracia” con los que “tampoco se negocia”.

Las opciones de Ciudadanos

Voto afirmativo. Ciudadanos, según Rivera, no apoyará la investidura de Mariano Rajoy (PP) ni de Pedro Sánchez (PSOE). El sí se reservaba para Rivera en el caso de que tuviera opciones.

Abstención. Rivera ha comprometido la abstención de los 40 diputados de Ciudadanos si Mariano Rajoy o Pedro Sánchez logran mayoría suficiente para gobernar sin apoyarse en partidos nacionalistas o independentistas. Esto, según el criterio de Ciudadanos, incluye a Podemos, que defiende la celebración de un referéndum vinculante para Cataluña. 

Voto negativo. Ciudadanos se opondrá a cualquier fórmula de Gobierno que incluya a fuerzas independentistas.

Pacto a la portuguesa

“Hay otras diferencias de carácter social, económico y constitucional”, resumió el propio Rivera la semana posterior a las elecciones. “No es solo el referéndum”, subrayó. “Es que hablamos de un Gobierno formado por ocho o nueve partidos políticos y algunos sabemos lo que es eso”, dijo sobre el pacto a la portuguesa que necesitaría Sánchez. “Venimos de un tripartito en Cataluña, y ya costaba bastante saber quién mandaba, como para tener ocho, nueve o diez partidos formando un Gobierno”. “Por si quedan despistados, blanco y en botella”, tuiteó este viernes Matías Alonso, secretario general de Ciudadanos, como acompañamiento a la noticia de EL PAÍS que reflejaba la posición de su partido.

Entre los dirigentes de Ciudadanos, además, hay consenso en que es “imposible” e incluso “de política ficción” que Iglesias renuncie a lo que califican como su “propuesta estrella”. E inciden en que retirar ahora el referéndum no convalidaría el haberlo defendido en su programa y durante la campaña del 20-D.

“Si está en el programa electoral, se entiende que lo quieren llevar a cabo. La gravedad del referéndum es la misma estando en el programa y no; defendiéndolo y no… es que lo ha dicho Pablo Iglesias. Pablo Iglesias ha dicho que quiere un referéndum”, declaró a EL PAÍS Fernando de Páramo, secretario de Comunicación de Ciudadanos y miembro de su Ejecutiva. “Nosotros no vamos a apoyar nunca eso”. ¿Variaría en algo la posición de Ciudadanos si Podemos retira el referéndum de la mesa de negociaciones tras haberlo llevado en el programa? “La diferencia que se plantea para mí no existe”, contestó este dirigente. “Esa diferencia no existe y ese escenario no lo planteamos. Si mi abuela fuera un hombre sería mi abuelo”, agregó.

La posible convocatoria de elecciones catalanas imposibilita que Podemos renuncie al referéndum en el marco de las negociaciones que hay en el Congreso, según creen en Ciudadanos, porque eso hundiría sus posibilidades electorales en Cataluña y rompería sus lazos con En Comú Podem, que aporta 12 diputados a su grupo parlamentario. Incluso si eso se produjera, según estas fuentes, las distancias entre Ciudadanos y Podemos seguirían existiendo, por mucho que los dirigentes de ambos partidos estén dispuestos a pactar iniciativas parlamentarias puntuales si comienza la legislatura.

Finalmente, y siempre según el análisis de los estrategas de Ciudadanos, solo tras esas elecciones catalanas se empezarán a desbloquear las negociaciones en Madrid, donde, según opinan, es al PSOE al que “le toca mover ficha”.

Nueva negociación en Andalucía si Díaz deja la Junta

El presidente de Ciudadanos también ha hablado de la posibilidad de que Susana Díaz dejara la presidencia de Andalucía para liderar el PSOE a nivel nacional. Ciudadanos apoyó en su día la investidura de Díaz y, según Rivera, habría que negociar con el nuevo candidato a presidente otro acuerdo de investidura. Sin embargo, el líder de Ciudadanos calificó esa posibilidad de "carambola". "No está encima de la mesa ni nadie nos ha dicho que vaya a pasar ni lo esperamos", aseguró.

"Si Susana Díaz, por cuestiones internas del partido, dejara de ser presidenta de Andalucía habría que votar la investidura de otro presidente. Y si se vuelve a debatir una investidura se pondrán condiciones y se hablará de la persona y de las condiciones. Pero no estamos en eso", ha resaltado.

Más información