Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos y Compromís discrepan sobre la exigencia del referéndum

Mònica Oltra rebaja el tono y cree que "todo es negociable" sobre la consulta catalana

Compromís y En Marea ven irrenunciable la formación de los cuatro grupos parlamentarios

Nadie quiere hablar de líneas rojas, pero este viernes tanto Podemos como las alianzas con las que concurrió a las elecciones generales en la Comunidad Valenciana y en Galicia han vuelto a insistir en el referéndum en Cataluña y en el derecho a decidir como un asunto crucial. Aun así, lo han hecho con varios matices. Si la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra, ha afirmado que "todo es negociable en el fondo y en la forma", Carolina Bescansa ha recordado que la consulta, concretamente la celebración de esa votación en Cataluña, estaba en su programa y que, por tanto, se trata de un compromiso con los electores. Del mismo modo, ha mantenido que la constitución de cuatro grupos parlamentarios es "irrenunciable" en las conversaciones que Podemos está manteniendo con el PSOE para la formación de la Mesa del Congreso.

"Hasta el momento el PSOE no ha ofrecido nada", ha señalado Bescansa, secretaria de Programa de Podemos. "Cuando se negocia hay alguien que ofrece y alguien que cede. No parece verosímil decir que esto es una negociación". La cofundadora de la formación ha agitado, además, el fantasma de una "gran coalición" entre populares y socialistas ya que, en su opinión, existe un acuerdo tácito para la conformación de la Mesa.

Ni los seis diputados de En Marea, la candidatura de confluencia gallega, ni los nueve representantes de Compromís-Podemos, que han firmado su acta en el Congreso, han hablado de líneas rojas para la hipótesis de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Todos han apelado al diálogo, aunque han dejado claro que la constitución de grupos parlamentarios propios es una condición para dar su respaldo a un presidente de la Cámara baja del PSOE. "No cabe otra opción que la de que En Marea vaya a tener grupo propio en el Congreso. Eso es lo que está encima de la mesa y no entendemos otra posibilidad", ha afirmado Alexandra Fernández, portavoz de la alianza.

"Si nos hubiéramos querido presentar solamente como Podemos lo hubiéramos hecho", ha afirmado por su parte Joan Baldoví, de Compromís, quien ha insistido en el derecho a decidir. "Apostamos por que en esta legislatura esta ha de ser una de las vías de diálogo, porque no hay que tener miedo a la democracia ni a que la gente vaya a votar. Se hace en los países más avanzados, como Inglaterra o Canadá. Por tanto, se puede hacer perfectamente en España".

En cualquier caso, Mónica Oltra ha apelado con claridad al diálogo Podemos-Compromís, que se presentó bajo estas siglas en las circunscripciones de la Comunidad Valenciana y obtuvo 9 escaños en los pasados comicios generales. Para Oltra, el referéndum en Cataluña es una "cuestión de Estado" que ha de abordarse en la próxima legislatura para preservar precisamente la unión del Estado. "Los catalanes han dicho que hay vida más allá de la independencia. Es muy distinto el resultado del septiembre y el de diciembre", ha manifestado respecto a las elecciones del 20-D, en las que En Comú Podem consiguió 12 escaños. Oltra ha recordado el caso escocés y ha asegurado que una consulta acabará con el desafío soberanista en pocos meses.

La vicepresidenta ha manifestado, además, estar convencida de que puede haber un "Gobierno progresista y de cambio", aunque Oltra prefiere la expresión "pacto a la valenciana" que a la "portuguesa". "Los ciudadanos han dicho claramente que el PP es quien más apoyo ha perdido", ha subrayado la dirigente de Compromís y ha recordado que si en la Comunidad Valenciana fueron capaces de ponerse de acuerdo con el PSOE, también puede conseguirse en el Ejecutivo central.

Podemos-Compromís no es Podemos

Respecto a la posibilidad de que las coaliciones afines a Podemos formen cuatro grupos parlamentarios en el Congreso en lugar de uno, la vicepresidenta ha explicado que actuar de otra forma sería "un fraude electoral". "Tenemos derecho a grupo propio porque no somos Podemos, esto es algo que hay que entender. La coalición Compromís-Podemos no es Podemos. Hay que cumplir con la legalidad", ha aseverado Oltra.

Para la vicepresidenta no es una contradicción pedir varios representantes en la Mesa de acuerdo con las normas electorales. "Si nos faltaran votos para el 5% mínimo no tendríamos representación", ha afirmado. Oltra defiende la división bajo la premisa de que, además de defender otras cuestiones, su presencia en el Congreso también significa la defensa de los intereses de la Comunidad Valenciana. "Esta es otra manera de hacer política, no solo afecta a la forma, sino también al fondo", ha sentenciado.

Más información