Selecciona Edición
Iniciar sesión

De la Serna mantiene una reunión discreta con Arenas en Sevilla

El diputado del PP está vinculado a pagos a cambio de contratos para empresas españolas

El diputado electo Pedro Gómez de la Serna, vinculado a pagos a cambio de lograr en el extranjero contratos para empresas españolas, se reunió este jueves discretamente en Sevilla con Javier Arenas, vicesecretario de Política Territorial del PP, para reafirmarle que no renunciará a su acta de diputado y que peleará hasta el final dentro del partido por su inocencia. El PP tiene abierto un expediente a Gómez de la Serna y lo ha postergado al Grupo Mixto del Congreso.

Javier Arenas y Pedro Gómez de la Serna fueron vistos este jueves reunidos en un conocido restaurante de Sevilla, muy cerca de la estación ferroviaria de Santa Justa. El encuentro entre ambos, en un momento en el que el PP mantiene apartado al diputado electo por Segovia, levantó especulaciones sobre su contenido y alcance. La cita se produjo después del almuerzo.

Fuentes conocedoras del encuentro afirmaron que fue el propio De la Serna el que le propuso la reunión a Javier Arenas, a quien le une una amistad de hace muchos años, aprovechando que el diputado electo se encontraba en Sevilla, donde reside habitualmente el vicesecretario del PP. Por ello quedaron para tomar un café en el citado restaurante, especializado en pescados. Las fuentes consultadas insisten en que el encuentro fue a petición del diputado bajo sospecha y que no fue organizada por cargos del PP para intentar algún arreglo o la renuncia de Gómez de la Serna.

Gómez de la Serna, según las citadas fuentes, le confirmó a Javier Arenas que no piensa renunciar a su escaño, a pesar de que el partido acordó “proponer al Grupo Parlamentario Popular la no adscripción de Gómez de la Serna como medida cautelar”, lo que significa que tendrá que ir al grupo mixto. El diputado, elegido como número dos del PP por Segovia, insistió en todo momento en defender su inocencia y en que sus actividades empresariales eran legales.

A principios de diciembre se conoció que Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui, embajador de España en India, habían cobrado presuntamente comisiones gracias a su labor de lobby para empresas españolas en África y Latinoamérica, según la Cadena SER. Arístegui dimitió como embajador pese a que tanto este como el diputado electo por Segovia sostienen que su actividad estaba declarada y aprobada por el Congreso y que las cantidades que llegaron a facturar habían sido declaradas a la Agencia Tributaria.

Pelear hasta el final

Gómez de la Serna, según las fuentes citadas, aseguró que piensa llegar hasta el final en la defensa de su inocencia en el Comité de Garantías y Derechos del PP. De momento, el diputado electo no está siendo investigado por ningún tribunal por su actividad dedicada a internacionalizar empresas españolas que pretenden abrir líneas de negocio fuera de España, a través de la Compañía Scardovi.

El día en que Gómez de la Serna fue a recoger su credencial de diputado, insistió en que no ha sido imputado “nunca por ningún juez o tribunal” y en que la Fiscalía Anticorrupción así se lo ha confirmado por escrito. También explicó que las acusaciones contra él son un montaje. Esta fue la misma línea que, según las fuentes, mantuvo en todo momento en la reunión con Arenas, quien ha sido nombrado recientemente presidente de honor de los populares andaluces. El político renunció la semana pasada a su acta de diputado en el Parlamento andaluz para “centrarse”, según fuentes del partido, en su labor como senador por la comunidad autónoma andaluza.

Más información