Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cuatro inmigrantes aceptan cuatro años de cárcel por dirigir dos pateras

En las embarcaciones viajaron 48 personas; dos de ellas fallecieron en el rescate en Almería

ampliar foto

Cuatro hombres de origen magrebí han aceptado una condena de cuatro años de prisión por organizar la ruta de dos pateras que cruzaron el Estrecho y en cuya travesía murieron dos personas. Las embarcaciones, una lancha neumática y otra de fibra, partieron hace más de un año de Argelia con 48 personas a bordo que habían pagado 700 euros cada una por llegar a Europa. Dos de ellas fallecieron y otras dos sufrieron quemaduras.

Los cuatros acusados conducían las pateras, manejaban "los instrumentos de navegación" e ilustraban a los tripulantes sobre qué debían hacer o decir en caso de ser interceptados por las autoridades españolas, según el fiscal. Uno de los procesados mostró su conformidad en la Audiencia de Almería después de que la fiscalía rebajara su petición inicial de un homicidio imprudente —que ascendía a entre ocho y 10 años— a un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, según ha precisado el abogado Nabil El Meknassi.

El supuesto líder del grupo organizador del viaje, de nombre Benali C., afrontará el juicio con una petición de 11 años de cárcel, al renunciar a su abogado, mientras que otros dos acusados no han comparecido ante el tribunal ya que se encuentran en rebeldía. "Benali C., con la intención de obtener un lucro ilícito y de acuerdo con personas no identificadas", organizó un viaje en patera en noviembre de 2014. El acusado era conocedor "del peligro que supone la realización de una travesía de estas características, dados los medios utilizados y el previsible mal estado del mar", detalla el ministerio público.

En la noche del 19 de noviembre de 2014 la primera patera fue localizada por la Guardia Civil a 4,5 millas de Carboneras (Almería). Dado que "las condiciones meteorológicas eran malas, siendo el estado del mar de marejada", cuando iban a iniciarse las operaciones de rescate volcó la embarcación y cayeron al mar los ocupantes de la patera. La Guardia Civil pudo rescatar a todos los inmigrantes a excepción de uno, que "desapareció y no pudo ser localizado, no teniéndose noticias de su supervivencia".

Poco después, los agentes localizaron otra patera en la que se prendió fuego a uno de los bidones de gasolina, que hizo arder la ropa de "al menos tres de los inmigrantes", que se lanzaron al agua para evitar quemarse. Dos de los inmigrantes regresaron a la embarcación una vez sofocado el fuego, pero un tercero "debido al oleaje y mal estado del mar", no pudo retornar y desapareció sin ser localizado después. Los demás supervivientes de las embarcaciones fueron rescatados por las patrulleras y trasladados al puerto de Roquetas de Mar.

Más información