Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudadanos rechaza un pacto a la portuguesa que Garzón ve “deseable”

Sánchez visita Lisboa, donde su presidente gobierna pese a haber perdido las elecciones

ver fotogalería

La visita de Pedro Sánchez a Portugal, donde se reúne con su presidente, Antonio Costa, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de un gran pacto de izquierdas en España similar al de Lisboa, a pesar de la dificultad de la aritmética parlamentaria en el Congreso. Costa, dirigente socialista, gobierna con el apoyo de los comunistas, a pesar de haber perdido las elecciones. El líder de IU, Alberto Garzón, ya ha hablado con Sánchez de la posibilidad de un pacto a la portuguesa; el diputado lo ve "deseable", aunque no han cerrado ningún acuerdo. Para el cabeza de lista de Ciudadanos, Albert Rivera, este acuerdo no es comparable al del país vecino: "La situación en Portugal es distinta: no tienen partidos en el Gobierno que reivindiquen la ruptura de un territorio o su secesión". Los populares también lo rechazan porque tendría que incluirse a los independentistas y prefieren un pacto a la alemana. "Los españoles han elegido claro en las urnas. Han dicho que su opción para gobernar es la del PP. A Pedro Sánchez le recordaría una cosa. Cuando en los países no gobierna el que gana, los que pierden son los ciudadanos. Ese pacto sería faltar a la decisión de los españoñes en las urnas", ha afirmado la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría.

Sin embargo, al contrario que en Portugal, en España la agregación de las izquierdas no da mayoría absoluta. La suma de PSOE (90 diputados), Podemos y sus marcas territoriales (69) e IU (dos) da 161 diputados, lejos de los 176 que marca la mayoría absoluta. Para llegar, necesitaría a los independentistas de izquierda de ERC (9) y Bildu (2), lo que dificulta el pacto hasta el extremo. En Portugal, para alcanzar la mayoría parlamentaria de 116 votos la izquierda tenía que sumar los 86 diputados del Partido Socialista, los 19 de Bloco de Esquerda y los 17 del PC.

El PSOE ha emitido este jueves un comunicado en el que manifiesta su voluntad de intentar un acuerdo para una mayoría parlamentaria que permita un Gobierno de cambio, en caso de que no lo logre el candidato del PP y presidente en funciones, Mariano Rajoy. "Un pacto de izquierdas es indispensable para las políticas de reconstrucción social que nuestro país necesita, desde la lucha contra el paro con nuevas políticas económicas", detalla el texto, que menciona expresamente que están abiertos a una negociación con Podemos y otras fuerzas políticas que "hay que aprovechar".

Garzón ha sido el primero en confirmar su apoyo al pacto a la portuguesa. Los dos diputados de Unidad Popular-Izquierda Unida en el Congreso, así como los otros tres que pertenecen al partido, pero están integrados en los tres grupos de confluencia con Podemos, serán "facilitadores" de un Gobierno distinto del Partido Popular, para evitar unas nuevas elecciones que solo supondrían el "fortalecimiento" del PP. Así lo ha asegurado este jueves en el Congreso el líder de la formación, que ha acudido a recoger su acta de parlamentario.

"He hablado por teléfono con Pedro Sánchez, que me manifestó su voluntad de conformar un Gobierno de izquierdas. Nosotros le manifestamos la voluntad de seguir hablando, siempre en torno a un programa", ha expresado el diputado. "Entre los partidos de izquierdas y los minoritarios se pueden hacer las cosas de otro modo en este país. Eso significa que podría haber un Gobierno que no fuera del PP, solo hace falta voluntad política y siempre con el programa por delante", ha proseguido. La opción de repetir las elecciones no satisface en ningún caso a la coalición de izquierdas. "Desde la humildad de nuestros dos escaños y las confluencias vamos a intentar que no haya elecciones anticipadas y que haya un Gobierno distinto del PP", ha apuntado el diputado.

Garzón ha insistido en la idea de que en el nuevo Congreso hay una "mayoría parlamentaria para poder hacer las cosas de otra forma". En su opinión, hay posibilidad de un acuerdo que también incluya a Ciudadanos. "Hay muchos compromisos asumidos por los socialistas, por Podemos e incluso por Ciudadanos y otros partidos que significarían hacer las cosas de otra forma. Si eso cristaliza a partir del día 13, significa que nuestro país puede tener un Gobierno y unas políticas totalmente diferentes a las de hace cuatro años", ha señalado.

En ese sentido, no solo intentarán conformar un Gobierno alternativo al del PP, sino que tratarán de utilizar esa mayoría parlamentaria (que suman PSOE, 90 escaños; Podemos y sus alianzas, 69; Ciudadanos, 40; los nacionalistas de izquierdas como ERC, 9; e IU, 2) para derogar leyes del Gobierno de Rajoy a partir del próximo día 18, cuando se abra el Registro de la Cámara Baja para presentar iniciativas. IU presentará entonces " todas las iniciativas tumbadas por el PP", ha indicado Garzón, entre las que ha citado la derogación de la ley de educación (Lomce), la derogación de la conocida como ley mordaza y un plan de empleo. "Creemos que hay mayoría parlamentaria. Que entre los partidos de izquierdas y los minoritarios se pueden hacer las cosas de otro modo en este país", ha concluido. Tratarán así de que se tumben leyes o se aprueben otras sin que haya aún un nuevo Gobierno investido, lo que suscita dudas jurídicas.

Albert Rivera, en contra del acuerdo

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha tomado posesión de su acta de diputado este jueves y ha valorado el posible pacto a la portuguesa. "Que yo sepa, en Portugal no hay ningún partido que quiera romper Portugal en ningún acuerdo de Gobierno", ha manifestado en referencia a Podemos, que defiende un referéndum vinculante para decidir el futuro de Cataluña. Rivera ha criticado la posición de la formación de Pablo Iglesias: "Lamentablemente, en España hay partidos políticos que quieren romper España y hacer referéndums para que los españoles no seamos iguales. Desgraciadamente, en España ese riesgo existe".

Rivera ha calificado de "incomparable" la situación de Portugal y la de España. "Aquí hay un partido, con varios partidos nacionalistas e independentistas dentro de él, que pone como condición la ruptura de España", ha añadido. El líder de Ciudadanos considera que si Pedro Sánchez quiere encabezar una propuesta como esta tendrá que ser él y el PSOE quienes valoren si la cohesión territorial y social de Portugal es la misma que la de España. "Sobre todo cuando estamos a pocas fechas, prácticamente seguro, de la convocatoria de unas nuevas elecciones secesionistas en Cataluña", ha subrayado.

El comunicado que ha emitido el PSOE este jueves analiza expresamente la cuestión soberanista. Además de otros aspectos, los socialistas consideran que la reforma del Estado de las autonomías para construir uno federal plurinacional es una exigencia de la realidad política de España. "En el marco del debate sobre la ineludible reforma constitucional es donde ha de plantearse el procedimiento adecuado, como puede ser una consulta legal a la ciudadanía, para el reconocimiento de la realidad nacional de Cataluña". Para los socialistas, estas son "las tareas que las izquierdas deben acometer sin demora".

Ciudadanos comprometió su abstención en la investidura de Mariano Rajoy o Pedro Sánchez como presidente, si cualquiera de los candidatos de los partidos mayoritarios logra mayoría suficiente. El partido de Rivera solo ha puesto una línea roja para no oponerse en esa votación: que ni el PP ni el PSOE lleguen a acuerdos con partidos nacionalistas o independentistas, entre a los que incluye a Podemos. Sin embargo, es imposible que Sánchez logre los votos suficientes para ser presidente sin contar con los votos afirmativos de los 69 diputados que encabeza Pablo Iglesias.

Los populares ofrecen un acuerdo a la alemana

La secretaria general del Partido Popular (PP), María Dolores de Cospedal, ha manifestado este jueves que un pacto a la portuguesa no podría existir porque tendrían que incluir a los independentistas. "Me gustaría más un pacto a la alemana, como el que ha ofrecido el PP. Todos los que estamos de acuerdo en la unidad de España podemos llegar a un acuerdo". 

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha ha manifestado también su deseo de que el PSOE "no sueñe con lo que no sea mejor para España". Ante la posible celebración de nuevas elecciones, la dirigente popular ha subrayado que trabajan para buscar el acuerdo en los plazos legales.

Garzón confirma que una comisión prepará la asamblea de IU

Alberto Garzón ha confirmado este jueves que este sábado 9 de enero echará  andar en Izquierda Unida una comisión, al margen de la actual Ejecutiva del partido, encargada de preparar la Asamblea de la formación que debatirá el futuro de la misma, según publicó EL PAÍS.

El diputado ha dado por hecho a preguntas de los periodistas la creación de esa comisión -en la práctica, una especia de gestora, en tanto que asume las atribuciones de la Ejecutiva- que deberá ser votada en el Consejo Político federal que IU celebra este sábado. Garzón ha eludido explicar la propuesta concreta que él llevará al Consejo Político que se celebra pasado mañana. "No la tengo preparada", ha señalado.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, espera que la XI Asamblea de la coalición sirva para sacarla de su "estancamiento" y cree que 'la nomenclatura es lo de menos', en referencia a la posibilidad de que el partido cambie sus siglas, ha asegurado en el Congreso.

Más información