Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un vecino de Roquetas de Mar gana el Niño tras llevarse también el Gordo

El primer premio de la lotería de Reyes deja un reguero de afortunados en Andalucía, Galicia, País Vasco, Madrid, Cataluña, Asturias, Murcia, Aragón y Comunidad Valenciana

El primer premio del sorteo extraordinario de la lotería de El Niño, celebrado este miércoles y dotado con dos millones de euros por serie (200.000 euros al décimo), ha recaído en el número 22.654 y ha estado muy repartido por toda la geografía española. La localidad de Roquetas de Mar (87.000 habitantes, Almería), donde también cayó el Gordo de la Navidad, ha recibido el primer premio del sorteo de Reyes. Un vecino del municipio ha tenido una Navidad redonda: ha sido agraciado con los dos únicos décimos vendidos del primer premio en el pueblo, por los que ha ganado 400.000 euros. El mes pasado ya obtuvo otros 800.000, cuando le tocó el Gordo.

Este vecino de Roquetas de Mar, cuya identidad de momento es desconocida, se ha llevado en total 1,2 millones de euros en solo dos semanas. "Es un amigo mío que ha llegado al bar, y al ver las cámaras de televisión se ha ido rápidamente", relata Antonio Fernández, empleado del bar Bernardo, situado en la calle Real de la población almeriense, frente a la administración que ha vendido el primer premio. El camarero ha rechazado identificar a su amigo, por petición expresa de este. El agraciado está casado y tiene dos hijos, ronda los 50 años y, según los responsables del bar, no va a dejar de trabajar.

La lotera Ángeles Martín confirma el relato del camarero, aunque no ha podido hablar con el vecino agraciado. Martín cree que ella no vendió el boleto, sino que el premiado lo compró en una de las máquinas de la administración. Tan solo media docena de vecinos, en su mayoría inmigrantes, se han acercado a la administración. Ninguno llevaba premio alguno. Roquetas está tranquila. Nada de celebraciones, un día festivo normal.

Los boletos del 22.654 han sido consignados, entre otras muchas localidades, en municipios de la Comunidad de Madrid, donde han sido adquiridos a través de Internet, según los datos de Loterías del Estado. Los décimos también han repartido ilusión en las poblaciones de Pasai Antxo (Gipuzkoa), San Clodio (Lugo), Vall d'Uxo (Castellón), Lleida, Granada, Málaga, Zaragoza, Torremendo (Alicante), Gijón (Asturias), Badalona (Barcelona), Barcelona y Sant Vicenç del Castellet (Barcelona). Este primer premio también ha sido vendido en Bilbao, Castellón de la Plana, La Coruña, Quiroga (Lugo), Madrid, Alhama de Murcia y en las localidades gaditanas de Algeciras, Conil de la Frontera y Jerez de la Frontera.

Aunque el primer premio ha estado muy repartido, no ha ocurrido lo mismo con el resto. El segundo ha recaído íntegramente en Madrid y, el tercero, en la provincia de Palencia.

El Niño vuelve a sonreír a Galicia tras dos años

Dos años después de que El Niño llenase de millones el municipio lucense de Monforte de Lemos (Lugo), el primer premio de la lotería de Reyes ha llegado otra vez hasta distintos puntos de Galicia: a las provincias de Pontevedra, de A Coruña y de Lugo, nuevamente. La administración de la Avenida de Arousa, en Pontecesures (Pontevedra) ha repartido los décimos del número 22.654, que se han vendido también en las localidades de San Clodio y Quiroga (ambas en la provincia de Lugo) y en el Carrefour de la calle Alfonso Molina, en A Coruña.

La suerte se ha acercado a Galicia pese a que la media que cada gallego ha gastado este año en el sorteo de Reyes ha sido de 15,95 euros, uno por debajo de la estatal. Eso sí, la provincia que menos ha jugado —Ourense, con un gasto medio por habitante de 12,84 euros, frente a los 19,72 de Lugo, los 17,10 de A Coruña y los 14,27 de Pontevedra— ha quedado excluida del reparto de millones.

ampliar foto
La administración de loteria de Pontecesures (Pontevedra), donde se ha vendido el primer premio. EFE

A Lugo los premios han llegado de la mano de un político. El bar Central de San Clodio, única administración del pueblo, era en el mediodía de este miércoles un furor. El dueño del establecimiento, el socialista Roberto Castro, teniente alcalde del Ayuntamiento de Ribas de Sil desde 1998, expresaba su alegría. "Hemos repartido 13 millones de euros entre todos los vecinos, entre los que me incluyo yo también; no puede haber mayor satisfacción", ha reconocido a EL PAÍS, destacando que el pueblo, de apenas 1.000 habitantes, "vive en crisis permanente desde hace décadas por la sangría de la despoblación y el desempleo". "Aquí la principal industria son las pensiones y se van agotando", sostiene el concejal lotero, entusiasmado con la idea de que sus vecinos puedan saldar sus hipotecas "e ir tirando". La alegría millonaria ha alcanzado a todo el valle de Ribas de Sil, pues buena parte de los habitantes de la localidad vecina de Quiroga se acercaron al bar Central de Castro y se llevaron algún décimo.

Esta es la cuarta ocasión en la que el Gordo de la Lotería de El Niño cae en la provincia de Lugo, la tercera que lo hace en la de Pontevedra y la segunda en la de A Coruña.

Un pueblo guipuzcoano recibe 36 millones

El primer premio de la lotería de El Niño ha dejado unos 36 millones de euros en el municipio de Pasaia (15.900 habitantes, Guipúzcoa), próximo a San Sebastián, donde una administración vendió 18 series del número 22654. Junto a este establecimiento se han vivido momentos de mucha alegría, gritos y muestras de júbilo, tras comprobar que la suerte había inundado de millones esta localidad. La responsable de la administración número 3 del distrito de Antxo (Pasaia), Itziar Maritxalar, se ha mostrado muy feliz por haber dado un premio tan importante en los 10 años desde que regenta el negocio, y ha asegurado que el premio está "muy repartido". Cinco de las series fueron adquiridas por el bar Laket, que los vendió entre los vecinos de este pueblo.

"Lo compraron clientes del bar y conocidos", ha explicado el responsable del bar, Ramón Oliver, a la Cadena Ser. Él es uno de los afortunados con dos décimos (200.000 euros cada boleto) del primer premio: "Este dinero será para comprarnos un piso", comentaba en medio de la algarabía que se había formado en el bar. "Hoy hay barra libre", ha afirmado el dueño. Brindis con cava y saltos de felicidad para festejar la suerte millonaria de El Niño.

ampliar foto
Agraciados con la suerte en la localidad Pasaia. EFE

Pero este primer premio también ha caído en Bilbao. La administración número 25, ubicada en el número 19 de la calle Colón de Larreategi, ha repartido los boletos premiados, aunque su responsable no sabía cuántos décimos había vendido en la ventanilla. Y no ha sido la primera vez. Esta misma administración también vendió parte del primer premio de El Niño en el año 1969.

Más información