Un cocodrilo de un metro y medio aparece muerto en la costa gallega

Los expertos sospechan que el reptil huyó de su cautiverio y fue arrastrado hasta la playa por las fuertes corrientes marinas

ampliar foto

El cuerpo de un cocodrilo de un metro y medio de longitud apareció este lunes en la playa de Riás, en la localidad coruñesa de Malpica. Un joven deportista —la playa, en la Costa da Morte, congrega a numerosos surfistas— lo encontró esa mañana y la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta lo ha trasladado este martes a sus instalaciones en el centro especializado de Oleiros. Ahí le realizarán las mismas analíticas que practican a los cetáceos que aparecen varados en las playas, antes de enviar sus restos a una empresa especializada en la gestión de animales muertos.

Los expertos descartan que el reptil llegara a la playa coruñesa procedente del mar, considerando que la temperatura del agua en esta época del año es especialmente baja para que pudiera sobrevivir. Las hipótesis se centran en que el animal pudo haber escapado de un lugar en el que se encontraba en cautividad hasta desembocar en algún río y, de ahí, en el mar que, con los fuertes oleajes de los últimos días, habría arrastrado su cuerpo hasta la playa gallega.

Así lo ha manifestado a La Voz de Galicia el biólogo de la Coordinadora para el Estudio de Mamíferos Marinos (Cemma) Alfredo López. El experto cita el caso de las tortugas de Florida, muy demandadas como mascotas y que aunque parecen lentas en sus movimientos, escapan en cuanto tienen oportunidad de su cautiverio y aparecen en los ríos. En su opinión, es poco probable que el propietario del reptil hubiera querido deshacerse de él arrojándolo al mar. Sencillamente, sospecha el biólogo, el animal encontró la muerte mientras buscaba su libertad.

Más información