Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Ejército del Aire prevé alquilar aviones militares de reabastecimiento

La Fuerza Aérea planea recurrir al leasing ante el retraso en la compra de tres MRTT

El Ejército del Aire planea fletar en régimen de leasing (alquiler con opción a compra) uno o dos aviones cisterna Airbus para suplir el retraso en la adquisición de tres MRTT (Multi Role Tanker Transport) cuya contratación quedó pendiente en la anterior legislatura. Está previsto que después del verano se dé de baja el último Boeing 707 de la Fuerza Aérea española, con lo que se perderá una capacidad crítica: el reabastecimiento en vuelo estratégico.

El Ministerio de Defensa tenía prácticamente cerrada con la compañía Airbus la compra de tres MRTT, que se reconvierten en la planta de Getafe (Madrid) a partir del avión de pasajeros A330-200, por unos 600 millones de euros.

Con la adquisición de estos tres aparatos, el Ejército del Aire se aseguraba mantener la capacidad de reabastecimiento en vuelo de carácter estratégico, que empleó en la guerra de Libia (2011). Aunque dispone de aviones cisterna Hércules KC-130, la capacidad del MRT es casi cinco veces superior.

El acuerdo con Airbus pasaba por retrasar hasta 2024 la entrega de 13 de los 27 aviones de transporte A400M que se comprometió a recibir España. Las necesidades operativas de las Fuerzas Armadas se cubren con los 13 aparatos cuya entrega está prevista entre este año y 2018, por lo que el objetivo es vender los restantes a terceros países. Defensa estima que el recorte en el pedido del A400M le supondrá un ahorro de 800 millones, que podrían superar los 2.300 si se reexportan 14 aviones.

Es con ese dinero con el que se planeaba la compra de los tres MRTT, que no solo servirían como tanqueros sino que aliviarían la escasez de aviones VIP de larga distancia (cuenta con dos Airbus 310, de los que uno suele estar en tierra por avería o mantenimiento, lo que ha generado más de un problema de falta de disponibilidad).

Sin embargo, el acuerdo con Airbus no ha podido cerrarse debido a los reparos de Hacienda, por lo que el Ejército del Aire se enfrenta a la tesitura de dar de baja su último avión cisterna estratégico sin tener un sustituto.

Los expertos estiman que por mucho que se acelerase la firma del contrato, difícilmente el primer MRTT estaría disponible antes de finales de 2017 o principios de 2018.

Para cubrir este vacío, el Ejército del Aire planea recurrir al leasing. Su propósito es disponer de uno o dos MRTT en régimen de alquiler que realicen las misiones imprescindibles y mantengan el adiestramiento y calificación de las tripulaciones.

Se trata de una fórmula inédita en España, pero no en otros países. La Real Fuerza Aérea (RAF) británica recurrió en 2008 a la externalización al sector privado para disponer de 14 aviones de transporte y reabastecimiento en vuelo (FSTA), que la compañía Air Tanker se comprometió a mantener operativos durante 27 años mediante un contrato que supera los 16.000 millones de euros. El Ejército del Aire español baraja recurrir también al leasing con Air Tanker, de cuyo accionariado forman parte la propia Airbus junto a las principales compañías aeronáuticas europeas.

El cierre de esta operación, pendiente de lo que decida el nuevo Gobierno, permitiría al Ejército del Aire ejercer la opción sobre cinco aviones C-295 de Airbus, además de los 13 ya adquiridos. Su objetivo no es ampliar la flota de aviones de transporte, sino adquirir versiones especializadas en reabastecimiento de helicópteros —una capacidad que no tiene aún el A400M—, operaciones especiales o artillados para ataque a tierra, como el Hércules AC-130.

Más información