Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Una concejal de Bildu atropella a dos ancianos y no comprueban si bebió

Maider Beloki (EH Bildu) golpeó a dos ancianos con su coche tras una entrega de premios

El área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona ha pedido a los agentes que se encargaron del atestado del accidente que protagonizó la concejala de Cultura, Maider Beloki (EH Bildu) que informen de por qué no se le realizó la prueba de alcoholemia tras el suceso. Beloki atropelló a una pareja de avanzada edad cuando daba marcha atrás con su vehículo particular y la mujer sufre una fisura en la pelvis. La edil acababa de participar en la entrega de premios de la carrera San Silvestre de la capital navarra, a la que había acudido con su coche particular.

El suceso tuvo lugar sobre las 20:30 del pasado 31 de diciembre en una calle del centro de Pamplona muy concurrida a esa hora, y Beloki ha explicado que no se identificó como concejal sino mediante su DNI y permiso de conducir y no hubiera tenido ningún problema para someterse a la etilometría.

El director de Seguridad Ciudadana, Xabier Ibáñez, ha señalado que el protocolo interno establece que se realice esta prueba cuando se produce cualquier accidente, pero también “es potestad del agente no realizarla” si observa que no hay indicios del consumo de alcohol. “Los agentes no vieron ningún tipo de síntoma y priorizaron la asistencia a los accidentados y a Maider”, señala Ibáñez, que añade que el atestado sigue su curso y “será el juzgado el que determine las causas del accidente”.

El responsable del área reconoce que “habitualmente” se realiza esa prueba, pero los agentes “priorizaron la atención a los accidentados y la regulación del tráfico” porque en el lugar “había muchas personas y mucho tráfico”, al haber acabado recientemente la carrera popular con la que se despide el año, a la que acuden varios miles de personas. Los agentes que llegaron al lugar no llamaron al equipo de atestados, sino que instruyeron directamente el accidente ya que “el equipo de la ambulancia valoró que era un accidente leve”, según Ibáñez.

La concejala, mientras, ha detallado que no vio a la pareja porque “estaban en el ángulo muerto” de la visión de sus retrovisores y que no se le “pasó por la cabeza” pedir ser sometida a la etilometría porque era la primera vez que le pasaba algo así y solo pensó “en socorrer a las personas a las que has podido hacer daño”. Maider Beloki, que ocupa la concejalía de Cultura desde julio, acudió el sábado al Complejo Hospitalario para visitar a la mujer ingresada y se mantiene en contacto con su familia, que no le ha comunicado si llevará a cabo acciones judiciales por el suceso.

Una de las agentes que se encargó del suceso es la portavoz del sindicato APM, que llevó a los tribunales a otro concejal en 2014 por un suceso similar. Se trataba entonces del edil delegado de Seguridad, Ignacio Polo (UPN), que, tras chocar con un coche municipal contra otro vehículo estacionado, fue sometido a la prueba de alcoholemia, dando un resultado en tres mediciones de entre 0,64 y 0,75 miligramos por litro. La Policía Municipal no trasladó el suceso como infracción penal, sino administrativa, pero posteriormente el Juzgado de lo Penal condenó a Polo. El concejal regionalista dimitió al día siguiente del suceso.

Más información