Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Garzón quiere un partido más democrático que “huya del populismo”

El diputado de IU define en un artículo once rasgos para la formación que busca alumbrar

Alberto Garzón ha concretado en once puntos los rasgos que le gustaría que cumpliera la organización (el "instrumento", en sus palabras), que saldrá del debate "colectivo, participativo y sin miedo" que va abordar Izquierda Unida este 2016 tras su desplome electoral. El diputado ha publicado en su página web un artículo titulado "La izquierda en la que yo creo" en el que desgrana las características que él "imagina" para ese partido, cuyo proceso de puesta en marcha quieren impulsar el candidato y su entorno a partir de este mes de enero, tal y como publicó EL PAÍS. 

Garzón pide una formación "ágil y flexible, menos burocrática y más democrática". "Que disponga de mecanismos efectivos de democracia radical en lo interno, como los revocatorios, para permitir desplegar sin distorsiones la voluntad de los militantes y simpatizantes", escribe. El diputado apuesta también por "abandonar la idea de un liderazgo individual fuerte y prácticamente omnipotente". El candidato, que quiere pilotar ese nuevo proyecto político, podría no ser el único coordinador general, porque exploran opciones como un liderazgo de dos o incluso tres coordinadores, como adelantó este diario.

Una organización "que recoja lo mejor del movimiento obrero y lo mejor de la democracia radical que se ha expresado en los movimientos sociales durante los últimos años", indica, y que "sume en torno a un proyecto político, con su programa de transformación social, y no en torno a etiquetas preconcebidas o determinadas liturgias". En ese sentido, apuesta por sumar a independientes como los de Unidad Popular, la plataforma ciudadana con la que concurrieron a las elecciones del 20-D.

El diputado insiste en buscar la "unidad" de las fuerzas de izquierdas (de "ruptura democrática", las llama) pero en lo que se lee como un mensaje a Podemos, escribe: "Reconociendo en todo momento la autonomía y la identidad política de los diferentes actores en esa alianza". Garzón reclama al partido de Iglesias que reconozca a IU (o la formación que resulte de su proceso de debate) como un igual, y no trate de que se disuelvan en su organización. "Poner en valor la palabra reconocimiento. Para reconocer otras identidades nacionales y para reconocer a otros actores políticos con los que poder colaborar y cooperar desde puntos en común; renunciando de ese modo a la uniformidad como estrategia política", incide Garzón en clara referencia a Podemos. 

Precisamente Pablo Iglesias ha avisado este domingo al candidato de IU de que sus "provocaciones" durante la campaña electoral "han cortado importantes puentes" para el entendimiento entre las dos formaciones, refiriéndose a las críticas de Garzón sobre Podemos, del que dijo entre otras cosas que había "adoptado el discurso de la derecha". Iglesias ha afirmado, no obstante, que su partido "siempre" tenderá la mano "a quien quiera rectificar" para "trabajar en un futuro común". Garzón expresa en su artículo que el "horizonte" de los acuerdos con otras fuerzas de izquierdas es "el único posible para la transformación social de nuestro país".

El diputado de IU concluye señalando que cree que hay que "huir de toda tentación de 'manejar a las masas' a través de estrategias populistas que ponen la relación entre dirigentes y ciudadanos al mismo nivel que la que tiene un alfarero con el barro. No se trata de pastorear a las masas; en todo caso de empoderar a la gente a través de la participación y la formación política".

Más información