Selecciona Edición
Iniciar sesión

La entrada de los emergentes merma las subvenciones de PP y PSOE

El PP pierde más de diez millones de euros y el PSOE casi cuatro millones, mientras Podemos y Ciudadanos multiplican sus ingresos

La llegada al Congreso de nuevos partidos, Podemos y sus alianzas y Ciudadanos, supondrá en la nueva legislatura un recorte importante en los ingresos públicos de los partidos tradicionales, sobre todo para el PP y el PSOE. Las subvenciones en 2016, de similar cuantía total a las de 2015 (exceptuando las de gastos electorales), se reparten ahora con formaciones que han arañado muchos votos y escaños al bipartidismo. El PP pierde más de diez millones de euros y el PSOE casi cuatro millones, mientras los emergentes multiplican sus ingresos.

El Congreso más plural tiene consecuencias políticas, pero también económicas. Las pasadas elecciones generales del 20 de diciembre han restado en la Cámara baja 83 diputados y 5 millones de votos al llamado bipartidismo del PP y PSOE, de forma que las subvenciones públicas a los partidos políticos, que se distribuyen en función de los escaños y los votos obtenidos, quedarán más repartidas. Ante una tarta de financiación similar, el PP y el PSOE obtendrán una porción sustancialmente inferior, porque esta legislatura el pastel se divide entre formaciones con un peso en el Parlamento más equilibrado.

Así se reparten las ayudas

La ley de financiación de partidos políticos establece en su artículo 3 que los partidos con representación en el Congreso recibirán subvenciones anuales “con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, para atender sus gastos de funcionamiento”. Según las Cuentas para 2016, esta subvención asciende a 52,7 millones de euros, que se distribuyen en función de los votos y escaños. La asignación presupuestaria se divide en tres cantidades iguales. Una se reparte en proporción al número de diputados, y las otras dos proporcionalmente a los votos obtenidos por cada partido en las elecciones. Las comunidades también otorgan subvenciones, y a cargo de Interior las formaciones reciben además ayudas para su seguridad y por gastos electorales.

El Reglamento del Congreso también concede subvenciones. Por cada grupo, se otorgan 28.597,08 euros mensuales, y por cada diputado, 1.645,49 al mes. Eso sin contar los sueldos de los parlamentarios, los complementos si presiden mesas, portavocías de comisiones u otros cargos, y los gastos de alojamiento, manutención y transporte.

El PP es el principal perjudicado, ya que atesoraba la mayor parte de la financiación pública la pasada legislatura: contando solo las subvenciones por gastos de funcionamiento y actividad en el Congreso, recibió en 2015 casi 30 millones de euros (29,79), de los cuales dejará de percibir en 2016 un tercio, más de diez millones (10,34) anuales. El PSOE, que ingresó más de 18 millones de euros por esa misma cuantía, pasará a recibir casi cuatro millones menos al año (3,94).

Grave situación de IU

Junto al PP y PSOE, otros dos partidos tradicionales pierden importantes ingresos públicos. Son la anterior CiU (ahora Democracia i Llibertat, tras separarse de Unió, que no ha logrado representación en el Congreso) e Izquierda Unida. En el caso del partido catalán, al caer en estos comicios casi a la mitad de sus votos y escaños, (y si no logra grupo propio) se deja el 50% de sus ingresos: 1,62 millones de euros. IU pierde casi dos tercios de sus subvenciones por estos conceptos (2,18 millones), de la misma forma que en las generales se ha dejado el 45% de sus votos de 2011 y 9 de sus 11 escaños. La coalición de izquierdas afronta una grave situación financiera y prepara un plan de ajuste que podría incluir despidos.

Podemos y Ciudadanos son la otra cara de la moneda: su entrada en el Parlamento va a dar un vuelco positivo a sus finanzas. Podemos maneja un presupuesto de 2.678.206 euros al año, según sus cuentas correspondientes al segundo semestre de 2015 publicadas en su página web. La formación de Pablo Iglesias, que tiene por principio no suscribir créditos con bancos, ya venía recibiendo subvenciones autonómicas por su presencia en los Parlamentos regionales. Pero con su llegada al Congreso, y sin contar sus coaliciones territoriales, cuadruplicará su presupuesto, con hasta casi ocho millones de euros (7,91) más. Una cifra que, sumada a la que han logrado sus tres confluencias (En Comú, Compromís-Podemos És el moment y En Marea) llega a los 13,75 millones. En este caso, sin embargo, tendrá que repartir las subvenciones de las coaliciones con la media docena de partidos que forman parte de esos pactos, y además el importe que recibirán del Congreso depende en buena medida de que la Mesa de la Cámara baja permita que formen cuatro grupos parlamentarios diferentes. La subvención por cada grupo es de 343.164 euros al año.

Ciudadanos tenía hasta ahora ingresos de 1.780.000 euros anuales, según su presupuesto de 2015 difundido en su web, que ahora casi quintuplicará con subvenciones de 8,24 millones. Los dos emergentes suman juntos dos millones más de lo que pierden PP y PSOE, con lo que el principal mordisco financiero es al bipartidismo. UPyD, BNG y Geroa Bai, que han salido del Congreso, dejan disponibles tres millones. El único no emergente que ha mejorado su financiación (porque ha aumentado sus votos y escaños) es ERC.

El PP es el partido que más pierde pero al que menos le duele hacerlo. Su presupuesto es el más voluminoso con diferencia de todas las formaciones políticas. Los populares recibían al año más de 58 millones de euros de subvenciones públicas, tal y como detalla en su presupuesto de 2014, el último disponible en su web. Su presencia en todos los Parlamentos autonómicos, que dan sus propias subvenciones, incrementa considerablemente sus ingresos, que en total son de 71,93 millones, 14 de los cuales son privados, de cuotas y donaciones. El PSOE, a cambio, preveía para 2015 (según su portal de transparencia) ingresos de 23 millones de euros, 14,7 públicos y 5,6 de cuotas. Los socialistas sí notarán bastante más los cuatro millones al año que les van a faltar esta legislatura.

Más información