Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PSOE pide a Podemos que “no malogre la demanda de cambio”

Susana Díaz, presidenta de la Junta, pide a Iglesias que no les de "lecciones"

Rafael Simancas apela a la mayoría de los ciudadanos que no quieren referendos que “rompan el país”

La condición que el PSOE puso el pasado lunes para iniciar conversaciones con Podemos y otras fuerzas políticas se mantiene inalterable. Los socialistas acogieron “con respeto” la decisión que ayer tomó la dirección del partido de Pablo Iglesias pero les preguntan “si van a malograr el cambio que votaron millones de ciudadanos por un referéndum, declarado inconstitucional”. Así lo expresó el portavoz autorizado por la dirección del PSOE, Rafael Simancas, que se dirigió expresamente a los votantes de Podemos. “¿Vuestros votantes os van a apoyar?”.

 Los vetos y las líneas rojas se mantienen. Tanto para la formación morada como para los socialistas. Los primeros mantienen la defensa del referéndum en Cataluña y los socialistas se han atado al aprobar que no pueden dialogar con las fuerzas políticas que mantienen la consulta. Si Podemos renunciara a defender la consulta, la actual dirección socialista tendría argumentos ante su partido para, al menos, empezar la negociación.

Con la situación empantanada no les cabe otro recurso que insistir a Podemos para que “no impida derogar la reforma laboral, la segregación de los niños en los itinerarios escolares, la ley mordaza, la creación de un Ingreso Mínimo Vital, el fin de las puertas giratorias por un referéndum que muchos votantes de izquierda no desean”. Todo un catálogo de propuestas expuso ayer Simancas a EL PAÍS después de conocer la decisión de la dirección de Podemos. “El referéndum no es una prioridad para los españoles”, insistió.

La imposibilidad de aceptar la propuesta de consulta que propone Podemos tiene un carácter medular para los socialistas. “Ahora defienden la consulta para Cataluña, pero pronto será en Baleares, o en la Comunidad Valenciana o en Galicia…”, señala Simancas al prever que esas serán las demandas de las plataformas electorales territoriales con las que Podemos ha unido sus fuerzas aunque tendrán vida política autónoma. Por tanto, si ya el rechazo a hacer un referéndum en Cataluña es absoluto, la situación se agrava al dar por supuesto que lo pedirán en otras comunidades. “¿Y como ven esas propuestas los votantes de Burgos, Madrid, Toledo, o Badajoz”, se preguntó Simancas, apelando de nuevo a la izquierda.

Los socialistas ante este bloqueo seguirán el plan previsto por Pedro Sánchez. “Es el tiempo de Mariano Rajoy y del PP como fuerza política más votada”, por lo que a él corresponde tratar de sumar una mayoría parlamentaria. Si no lo consigue, llegará el turno de Pedro Sánchez. Ni uno ni otro suman de momento los votos necesarios para ser investidos.

Más información