Ciudadanos rechaza otra oferta de Gobierno de Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid alcanzó un pacto de investidura el pasado junio con el partido de Rivera

Ciudadanos rechazó ayer la enésima propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP), de formar un Gobierno conjunto. La dirigente popular, partido que tras 20 años de mayorías absolutas gobierna la región en minoría gracias al pacto de investidura que alcanzó con la formación de Albert Rivera, siempre se ha mostrado favorable a un pacto de gobierno. Una coalición de ambas fuerzas contribuiría a una “estabilidad mayor”, esgrimió Cifuentes, investida presidenta en junio tras firmar con Ciudadanos un pacto de 76 puntos.

La última invitación de Cifuentes para compartir gobierno con Ciudadanos se produjo ayer. “Probablemente sería una experiencia satisfactoria”, declaró en una entrevista en la cadena SER. Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, descartó esta opción de inmediato. “Dijimos antes, durante y después de la campaña a las elecciones autonómicas que no entraríamos en ningún gobierno que no encabezáramos. A día de hoy, no ha cambiado nada con respecto a lo firmado en el acuerdo de investidura”, incidió el líder regional del partido naranja, que en las generales obtuvo siete diputados por Madrid, uno más de los que perdió el PP, que se quedó en 13.

El PP cuenta con 48 de los 129 diputados del Parlamento madrileño tras perder casi 20 puntos de apoyo en las elecciones del pasado mayo, en las que pasó del 51,73% de votos en 2011 y 72 escaños al 33,10%. La mayoría absoluta en la Cámara la otorgan 65 diputados, por lo que los 17 parlamentarios de Ciudadanos son claves para el Ejecutivo de Cifuentes frente a los 37 del Partido Socialista (uno más que en 2011) y los 27 de Podemos. Para ser investida presidenta, Cifuentes firmó un pacto de 76 puntos con Ciudadanos después de intentar, sin éxito, que sus responsables entraran a formar parte del Gobierno. “No nos planteamos ninguna opción que no sea seguir en la oposición, controlando al Gobierno regional”, reiteró Aguado.

Un gobierno con Ciudadanos permitiría a Cifuentes trasladar una imagen de fortaleza antes del congreso del PP de Madrid, todavía sin fecha, en el que Esperanza Aguirre, presidenta regional del partido desde 2004, no se presentará a la reelección. El pacto de investidura de Cifuentes con Ciudadanos conllevó la ruptura con algunas de las políticas más polémicas de Aguirre (presidenta de Madrid de octubre de 2003 a septiembre de 2012) e Ignacio González, en el cargo desde entonces a junio de 2015 y que continúa siendo el secretario general del PP autonómico. Cifuentes afirma sentirse “cómoda” con el acuerdo de investidura, pese a que implica desmarcarse por ejemplo de la privatización de la gestión de hospitales, en un desaire a sus predecesores. El pacto no conlleva un apoyo unánime de Ciudadanos, que coincide con PSOE y Podemos en muchas votaciones en la Asamblea. “A la hora de la verdad, como en la votación de los presupuestos para 2016, siempre se posicionan del lado del PP”, coinciden en los dos partidos de izquierdas.

Otra razón por la que Cifuentes es partidaria de un gobierno conjunto es que el PP no controla la Mesa del Parlamento autonómico, formada por siete miembros y donde ha perdido la capacidad de veto. En las cinco legislaturas anteriores impuso su mayoría en este órgano, que califica, con su visto bueno o contrario, las propuestas de los grupos políticos representados en el Parlamento.