Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un hombre asesina a su esposa y su bebé y después se suicida

La familia, de origen polaco, llevaba desaparecida más de una semana

La madre de la mujer alertó a la Guardia Civil horas antes de la Nochevieja

Apenas unas horas antes de que terminara 2015, la Guardia Civil ha hallado este jueves los cuerpos de una pareja y su bebé de nueve meses en un piso de Torrevieja (Alicante). Los cadáveres tenían signos de violencia y todo parece indicar que se trata de un caso de violencia machista. Los investigadores barajan como principal hipótesis que el hombre, al que encontraron ahorcado, asfixió a su esposa, de 31 años, y la niña, de ocho meses, y después se suicidó. El caso ha recaído en el juzgado de instrucción número 1 de Torrevieja, aunque, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano, en los próximos días se inhibirá en favor del juzgado de violencia contra la mujer.

La familia era de origen polaco y vivía en un piso alquilado en la calle Ramón Gallud, en pleno centro de Torrevieja, ciudad que acoge una colonia de casi 2.000 ciudadanos procedentes de este país de Europa del Este. El hallazgo de los tres cadáveres se produjo después de que la madre de la mujer fallecida, que reside en una urbanización de la costa de Orihuela, diera la voz de alarma porque no veía a sus familiares desde el 24 de diciembre. La Guardia Civil descubrió los cuerpos sobre las 20.00 de ayer.  El crimen pudo haberse cometido hace una semana, según fuentes de la investigación, que señalan que los cuerpos de la niña y la mujer fueron hallados envueltos en sábanas.

Una organización de búsqueda de personas desaparecidas de Polonia ya había publicado un anuncio en el que llamaba la atención sobre la falta de la pareja y su bebé en Torrevieja (Alicante). La alerta avisaba de que se les había visto por última vez el 21 de diciembre. Según este llamamiento, que incluía imágenes de los tres miembros de la familia, el hombre, de 35 años, se llamaba Lukasz Nadolski, la mujer, de 31 años, Anna Nadolsa, y la bebé, de 9 meses, Maja Nadolska.

Las muertes han generado la condena y la repulsa de las principales instituciones valencianas. El Ayuntamiento de Torrevieja ha realizado una concentración a las 18.00 horas frente a la Casa Consistorial y estudia volver a repetir la muestra de repulsa mañana a mediodía. La violencia machista fue uno de los asuntos sobre los que el presidente valenciano, Ximo Puig, quiso poner el énfasis en su discurso de fin de año. La Generalitat había contabilizado en la Comunidad Valenciana 11 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en 2015 antes de conocerse las muertes de Torrevieja. El Gobierno valenciano se concentrará este sábado para guardar tres minutos de silencio para condenar el nuevo caso de violencia machista.

Este mismo jueves, pero en Almería, la Guardia Civil descubrió el cuerpo sin vida de un hombre de 60 años y de una mujer de 25 en un domicilio ubicado cerca del cementerio municipal de Adra (Almería). Ambos tenían heridas por arma de fuego y en este caso también se cree que se trata de un presunto asesinato por violencia de género.

A falta de la confirmación definitiva sobre si tanto las muertes de Alicante como la de Almería fueron casos de violencia machista, este 2015 ha terminado con 55 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, una cifra similar a la de 2014 y 2013, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Más información