Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

PP y Ciudadanos negocian ya la constitución de la Mesa del Congreso

El partido de Rajoy y el de Rivera discrepan sobre qué formación debe presidirla

Mariano Rajoy y Albert Rivera, en La Moncloa.

El Partido Popular y Ciudadanos han matenido este jueves una reunión de trabajo sobre la composición de la Mesa del Congreso, que regula el día a día de la Cámara y debe constituirse el próximo 13 de enero, tras las negociaciones entre los distintos partidos con representación. Las dos formaciones, representadas por Rafael Hernando y Miguel Ángel Gutiérrez, respectivamente, discrepan sobre a qué partido debe pertenecer el presidente de la Mesa.

Como explicó Mariano Rajoy, el PP aspira a que la presidencia de la Mesa sea para su partido, que ganó las elecciones. Albert Rivera, por su parte, se ha expresado en sentido opuesto: en Ciudadanos creen que este organismo debe estar dirigido por una persona de un partido diferente al que detente el Gobierno de la nación. El líder de la formación emergente les ha trasladado esa opinión tanto a Rajoy como a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, en las conversaciones que ha mantenido con ambos desde el 20-D.

"Hemos dicho que sería muy bueno para la regeneración y para impulsar la vida política del Congreso que lo presidiera alguien de color político diferente al del Gobierno", dijeron desde el partido de Rivera, que también ha insistido durante la cita en la necesidad de que la legislatura arranque cuanto antes para que así "se empiecen a hacer las reformas que España necesita".

Ciudadanos, que sumó 40 diputados, aspira a una de las cuatro vicepresidencias y a una de las otras tantas secretarías, según fuentes consultadas. El partido, que ha designado a José Manuel Villegas y a Gutiérrez como negociadores, parte de la base de que Podemos debe asumir una menor representación de la que en teoría le corresponden a sus 69 escaños si la formación de Pablo Iglesias insiste en que las Mareas gallegas, Compromís y En Comú Podem tengan grupo propio en el Congreso.

El partido de izquierdas, sin embargo, aún no ha designado a los dirigentes que tomarán parte en las reuniones. El PSOE, por su parte, ya ha avanzado que está dispuesto a incluir la reforma del reglamento del Congreso en las negociaciones para decidir la composición de la Mesa.

Más información