Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dos policías devuelven a una mujer que entró en Melilla tirándola al suelo

Un vídeo muestra cómo la trasladan en una silla de ruedas y la dejan en tierra de nadie

La Policía dice que no es la primera vez que intentaba entrar fingiendo un desmayo

Un vídeo difundido a través de las redes sociales muestra el momento en el que este martes agentes de la Policía Nacional expulsan a Marruecos a una mujer a la que trasladan en silla de ruedas por el puesto fronterizo de Beni Ensar (Melilla) y la dejan tirada en el suelo en la tierra de nadie entre ambos países. Según la Policía, la mujer ha intentado entrar varias veces en España fingiendo desmayos y ha sido necesario devolverla así porque se arrojó al suelo al pedirle la documentación y "no se dejaba ayudar".

El diario local Melilla Hoy, que ha adelantado esta información, señala que existen versiones enfrentadas sobre este episodio y cita que algunas ONG marroquíes critican que se ha expulsado a una mujer enferma que quería ser atendida en Melilla. En declaraciones a Europa Press, activistas marroquíes han dicho que se trata de una nadorense, Fatima N., de 47 años de edad, con su documentación en regla y que no tenía necesidad de contar con visado para acceder a la ciudad española.

El Inspector Jefe de la Secretaría General de la Jefatura Superior de la Policía de Melilla, Óscar San Juan, ha explicado sin embargo que se trata de "una señora muy conocida por la policía en la frontera" ya que que "en reiteradas ocasiones ha intentado entrar así en territorio español".

Según el mando, la mujer no llevaba ninguna documentación encima y se negaba a hablar. Cuando ha llegado al filtro fronterizo, el policía le ha pedido la documentación, momento en el que "la señora hace como que no sabe hablar y según la tocan para pararla, se tira al suelo".

Examen médico

San Juan ha explicado que un médico que ya había atendido a esta misma mujer en otras ocasiones similares la examinó y, tras constatar que "estaba en perfectas condiciones", se le pidió que abandonase territorio español porque no tenía ninguna documentación.

"Cuando la señora vio que se le ponía en silla de ruedas para llevarla a la 'tierra de nadie' —la franja entre ambos países— volvió a hacerse la desmayada", ha señalado. Los agentes intentaron ayudarla: "Tuvimos que hacer uso de una silla de ruedas porque se quedaba en peso muerto y no se le podía ayudar", ha precisado San Juan.

Ante la negativa de la mujer a levantarse de la silla e irse por sus propios pies, la agente le señala "vamos, que te saco de malas" y le cuenta hasta dos. Al no obtener respuesta, la agente es ayudada por otro policía para bajar a la mujer de la silla de ruedas mientras la policía exclama "hala" y a su compañero le comenta "y la tía esta...", al tiempo que se marchan del lugar mientras la rechazada queda tumbada en el suelo ante la mirada de un policía marroquí en el otro lado de la frontera.

El inspector ha apuntado a que en el vídeo se aprecia que a la mujer "en ningún momento el teléfono móvil se le cae, sino que lo tiene agarrado". Y ha añadido que cuando vio que le trasladaban a la tierra de nadie "se volvió a hacer la desmayada". Para finalizar, ha anunciado que la Policía elaborará un informe interno para determinar si hubo alguna responsabilidad en este caso.

Más información