Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera: “El PSOE quiere elecciones cada tres meses”

El líder de Ciudadanos acusa a los socialistas de pensar más "en sus pugnas internas que en trabajar por España"

Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. AFP

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se ha visto sorprendido este miércoles por las declaraciones  del presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, que en una entrevista con EL PAÍS se muestra seguro de que "habrá que convocar elecciones de nuevo" tras los resultados arrojados por las urnas el 20-D. "Parece que en el PSOE piensan más en sus pugnas internas que en trabajar por España", ha tuiteado Rivera, que logró 40 diputados en la cita electoral. "Quieren elecciones cada 3 meses", se ha lamentado.

El resultado de las elecciones generales impide formar Gobierno a cualquier partido por sí solo. El PSOE ya ha anunciado su negativa a apoyar a Mariano Rajoy, candidato del PP, como presidente. Podemos, al mismo tiempo, ya sabe que los socialistas no buscarán su apoyo para investir a Pedro Sánchez mientras Pablo Iglesias mantenga su petición de que a cambio se convoque un referéndum vinculante en Cataluña. Ciudadanos, por su parte, se ha comprometido a abstenerse en la votación si cualquiera de los candidatos de los dos partidos mayoritarios consigue una mayoría suficiente. Esa decisión, sin embargo, es intrascedente sin la participación de una tercera fuerza: los 40 diputados que logró Rivera no son suficientes para decidir por sí mismos la formación del Ejecutivo.

En consecuencia, el líder de Ciudadanos ha solicitado en público a Sánchez que se abstenga y permita la investidura de Rajoy a cambio de que este se comprometa a poner en marcha una serie de reformas  (ley electoral, de partidos, pacto por la educación, reglamento del Congreso...) pactadas entras las tres fuerzas. El presidente de la formación de origen catalán ha pedido "sentido de Estado" a todos los partidos, entendiendo este como "poner los intereses de España por delante de las siglas". Eso explica la reacción de Rivera a la declaración de Puig.

Más información