Selecciona Edición
Iniciar sesión

Puig: “Si PSOE y Podemos sumaran, apoyaría un pacto como en Valencia”

El presidente de la Comunidad Valenciana dice que Sánchez no tiene mayoría sólida para gobernar con nadie excepto con el PP

Ximo Puig, el martes en Valencia.

Aunque votó a favor de impedir que su partido se siente a negociar con Podemos para formar Gobierno por su defensa de la autodeterminación, Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana y uno de los barones del PSOE, resta importancia a esa decisión y asegura que el problema es que Pedro Sánchez no tiene mayoría sólida para gobernar con nadie excepto con el PP. También justifica la contradicción de que él esté gobernando con Compromís, un partido que defiende el referéndum en Cataluña. Puig es presidente gracias al apoyo parlamentario de Podemos.

Pregunta. ¿Por qué la renuncia al referéndum es una condición indispensable para que el PSOE inicie un diálogo con el resto de formaciones políticas?

Respuesta. Fue Pablo Iglesias el que abrió esta cuestión cuando dijo que una línea roja para negociar era convocar el referéndum de autodeterminación de Cataluña. Para nosotros no es posible. Tú puedes plantear una reforma constitucional, y ya veremos qué pasa. Pero si él pone esa condición hace inviable la negociación. El acuerdo pretende que se aparte de la negociación esta cuestión que imposibilita un acuerdo.

P. Pero hace dos meses usted propuso recuperar lo anulado en la sentencia del Estatut, que reconoce a Cataluña como nación.

R. Es distinto. Yo planteo una reforma de la Constitución y, de alguna manera, volver al Estatut. En cualquier caso, yo soy una parte pequeña del partido. Y aquí tenemos una sensibilidad diferente.

P. ¿A qué se refiere?

R. No se tiene la misma perspectiva desde aquí que desde Castilla y León o Castilla-La Mancha, en cuestiones de este tipo. Lo que está claro es que una negociación no se puede plantear en términos de autodeterminación.

P. ¿En qué quedamos?

R. Pues que el tema de fondo, el problema, más allá del referéndum, es que no hay suficientes votos para una alternativa de izquierda. Porque aquí [Comunidad Valenciana] sí que los había. Pero allí no hay.

P. Entonces, ¿para qué la condición, para qué una resolución que impide negociar a su líder?

“El Congreso del PSOE debe hacerse cuando toca, en primavera”

R. El comité federal no solo se reúne para hablar de Podemos. Lo primero que se decidió por unanimidad, y eso es lo más importante, es que Mariano Rajoy no va a tener ni por acción ni por omisión ningún apoyo para que forme Gobierno. De todas formas, las salidas son escasas.

P. ¿Y lo que usted y la vicepresidenta Mònica Oltra han dicho sobre lo de exportar el modelo de gobierno del tripartito valenciano al resto de España?

R. Ya, pero es que no suman. Si sumaran yo sería firme partidario de que hubiera un acuerdo como aquí. Porque creo que es positivo y está dando buenos resultados. El problema es que las cifras no salen.

P. Es decir, ¿que si hubiera una mayoría de izquierda sería partidario de negociar a pesar del referéndum?

R. Ese elemento estaría ahí y habría que trabajar para que Podemos renunciara a ello. Pero el planteamiento es que no se dan las cifras. La suma no sale.

P. Insisto. ¿Entonces por qué las trabas iniciales para negociar?

R. Vamos a ver, no se ponen tantas trabas. El comité federal del PSOE plantea un acuerdo global que no contiene muchas diferencias con el documento inicial que presentó Pedro Sánchez. De todas las maneras, creo que se están quemando etapas muy rápido.

P. ¿Cómo ve usted el futuro inmediato? ¿Habrá que convocar de nuevo elecciones?

R. Sí. Estoy convencido. No veo la suma posible ni por un lado ni por otro. En nuestro caso habría que contar con Esquerra Republicana y eso es imposible, tal y como está la dinámica catalana en estos momentos.

“Estoy convencido de que habrá que convocar elecciones de nuevo”

P. Y respecto a la fecha del congreso, ¿usted de qué parte está?

R. El congreso debe hacerse en primavera, cuando toca. Y hacerlo entre todos y no unos contra otros. Y yo no digo quién va a ser el secretario general. Eso lo van a decir los militantes. Y, además, hay que dar la voz a las bases en los contenidos. Es evidente que tenemos un problema de adecuación del proyecto. Debemos ver cómo frenamos la sangría en las grandes ciudades, el voto joven y muchas cuestiones de fondo que hay que replantearse.

[La coalición de Mònica Oltra y Pablo Iglesias se alzó, tras las elecciones generales, como segunda fuerza de la Comunidad Valenciana, relegando al PSPV-PSOE, a la tercera posición, con siete escaños. Compromís-Podemos obtuvo nueve diputados, con el 25% de los votos. Además, en la provincia de Valencia rompió la hegemonía del Partido Popular, al lograr los mismos diputados, cinco. El PSOE se quedó con tres, uno menos que en 2011].

Más información