Del sorteo de El Gordo al de El Niño

El 13% de los agraciados en la Lotería de 2014 invirtió en los bombos del 6 de enero

Ampliar foto
El primer premio de El Niño de 2015, que se vendió en Leganés (Madrid).

El día de El Gordo deja felicidad entre los premiados y desilusión entre los no agraciados. A estos últimos siempre les queda la salud, pero también el 6 de enero, fecha de la Lotería de El Niño. Un sorteo que la próxima semana repartirá 630 millones de euros, 70 más que en 2014. Pero no solo los desafortunados se vuelven a encomendar a la suerte: el 13% de los premiados el 22 de diciembre del año pasado invirtieron parte de sus ganancias en el segundo sorteo navideño más famoso, según los datos de Europa Press facilitados por la empresa de gestión en Internet Ventura24.

La principal novedad de este 2015 es el emplazamiento de El Niño. Los bombos girarán en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en lugar de en el Salón de Sorteos de Loterías. La entrada será libre hasta completar aforo. El primer premio repartirá 90 millones de euros; el segundo, 33.370.000 euros y el tercero, 11.250.000. La suerte se repartirá entre 45 series de 100.000 números cada una.

No hay cifras exactas de cuánto gastaron los agraciados de la Lotería de Navidad de 2014 en el pasado sorteo de El Niño, pero la cantidad desembolsada debió ser de al menos 5 euros, como especifica Ventura24, pues este es el precio mínimo de una participación para los bombos del 6 de enero.

¿Cuándo nació El Niño?

La historia de El Niño se remonta a 1941, pero el sorteo solía celebrarse un día antes de la fecha actual, el 5 de enero. Fue en 1999 cuando pasó al 6 del mismo mes.

En sus comienzos, el sorteo repartía cinco grandes premios: 500.000 pesetas a la serie; 300.000, 150.000, 75.000 y 50.000. En el año de su lanzamiento se vendieron 166.668 billetes, que supusieron una recaudación de 25.230.000 pesetas, cuyo beneficio para el Estado fue de 7.700.300.

Más información