Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy: “Si se repiten las elecciones yo seré de nuevo candidato del PP”

El presidente en funciones ofrece a PSOE y Ciudadanos formar un Gobierno con mayoría estable y de "amplio espectro" para toda la legislatura

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este martes. Uly Martin / Reuters-Live

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, ha fijado este martes su posición tras la primera ronda de contactos que ha iniciado para formar un Gobierno y ha aclarado que si al final se repiten elecciones generales, algo que no le gusta y le parece una mala solución, él volverá a ser el candidato del PP. Rajoy no quiso entrar en muchos detalles sobre sus planes futuros, pero sí lanzó una oferta para formar un Gobierno con "una mayoría estable para toda la legislatura" a los grandes partidos constitucionalistas que comparten con el PP su visión de una España unida, dentro de Europa y preocupados por el crecimiento económico y el empleo. Rajoy no mencionó al PSOE y Ciudadanos, pero se dirigió a ellos en todo momento cuando habló de "amplio espectro" e incluso cuando apostó porque ese Ejecutivo tendría más de 200 escaños en la Cámara para su respaldo. El PP, PSOE y Ciudadanos llegan a 253.

El presidente Rajoy ha asegurado este martes que "la posición que más se acerca a la que los españoles han dicho en las urnas" es la de conseguir formar un Ejecutivo "con amplio apoyo parlamentario, capaz de gobernar y de generar confianza dentro y fuera de España y que dé estabilidad y certidumbre". Para ello, ha añadido Rajoy, debe ser capaz de lograr "sólidos y amplios consensos" para mantener "los valores que necesita España y preservar los valores constitucionales" y que es, según su criterio, "lo que más y mejor se ajusta a los que han dicho los españoles en las urnas y al interés general".

A la pregunta de si su opción preferida para un Gobierno estable es una gran coalición, en referencia a un posible apoyo a su investidura del PSOE, o un pacto tripartido también con Ciudadanos, Rajoy ha evitado pronunciarse y ha contestado que la mejor fórmula es la que dé un Gobierno con la más amplia mayoría posible. "Mi intención es presentarme al debate de investidura, y luego ya veremos los acontecimientos que se produzcan", ha sentenciado, antes de añadir que su posible renuncia para permitir la gobernabilidad "no está siquiera planteada".

Rajoy replicó ahí a una pregunta sobre si se volvería a presentar como candidato si se tienen que convocar al final otra vez elecciones generales que sí: "Yo seré de nuevo el candidato del PP, como ya informé al Comité Ejecutivo de mi partido". Lo que Rajoy apuntó tras la cita de la cúpula del PP justo al día siguiente de las elecciones del 20-D fue que tenía la intención de presentarse a presidir de nuevo su formación cuando el expresidente José María Aznar le demandó la convocatoria de un congreso abierto y urgente.

Rajoy no ha querido comentar nada tampoco sobre qué tipo de ofertas está dispuesto a ponerle sobre la mesa al PSOE o a Ciudadanos, sobre una posible vicepresidencia para un socialista o ministros de la formación que lidera Albert Rivera: "Eso son los detalles".

El jefe del Gobierno ha insistido en que el PP va a intentar formar Gobierno y así se lo ha transmitido al resto de las fuerzas políticas: "Porque hemos ganado las elecciones, somos la primera fuerza política y tenemos la legitimidad para hacerlo". A su entender, en el Congreso, a pesar de la multitud de voces que han surgido tras las elecciones del 20-D, hay, sin embargo, una mayoría clara de dos tercios de la Cámara que opta por "la defensa de la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, el papel de España en la UE, la consolidación de la recuperación económica y la lucha contra el terrorismo". Ha añadido: "No veo ninguna alternativa a la que digo yo".

"Si no nos confundimos y podemos constituir un Gobierno de amplia mayoría, creo que podemos tener una etapa de cuatro años de estabilidad", ha insistido Rajoy. El presidente concluye que la repetición de las elecciones sería "una mala noticia". Rajoy ha considerado que intentar un Gobierno con una multiplicidad de partidos de izquierda "no es lo mejor para los españoles" y "no generaría confianza, ni aquí ni fuera de aquí, ni respondería a los intereses generales de los españoles".

El líder popular ha valorado mucho en esta línea poder contar ya con los presupuestos aprobados para 2016, algo que fue cuestionado en su momento cuando impulsó esa iniciativa al final de la legislatura y en solitario, y ha presumido de los datos de crecimiento con los que España va a terminar 2015: un 3,2% y más de 600.000 puestos nuevos de trabajo.

El presidente en funciones ha asegurado que ha mantenido contactos con el lehendakari, el peneuvista Iñigo Urkullu, y no ha descartado otros contactos futuros con otras formaciones, pero no con los nacionalistas catalanes. "No lo tengo pensado, porque es muy difícil pedir apoyo a partidos que quieren la ruptura de España. Eso no va a ninguna parte". Rajoy ha opinado, además, que "lo que está pasando en Cataluña" con el "lamentable espectáculo que estamos viendo", en referencia a las votaciones de la CUP, "es un desastre". Y ha aconsejado a Artur Mas buscar y encontrar otros socios al margen de la CUP.

El jefe del Gobierno no ha querido entrar en las pugnas internas abiertas en el PSOE, donde un sector cuestiona el liderazgo de Pedro Sánchez: "Lo del PSOE lo decidirá el PSOE sin que yo diga ni una palabra". No obstante, no ve "razonable" que los socialistas aspiren a formar Gobierno y, menos aún, que pretendan al mismo tiempo ostentar también la presidencia del Congreso de los Diputados. El PP sostiene que aún no han comenzado las conversaciones con los demás partidos para pactar ese cargo y los miembros de la Mesa pero pretende ofrecer, de partida, un candidato para ese puesto.

Rajoy ha convocado una rueda de prensa tras el último Consejo de Ministros del año, para hacer balance de la legislatura. La comparecencia es habitual cada final de 2015, pero es la primera vez que la ofrece un jefe del Ejecutivo en funciones y la ha realizado en el Palacio de La Moncloa y no en la sede del PP, pese a que él mismo ha admitido que la convocaba para ofrecer su visión de cómo va "la primera toma de contacto" para su investidura como candidato de su partido.

Más información