Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias agita el fantasma de “una gran coalición a tres” tras ver a Rajoy

Insiste ante Rajoy en que "ni por activa ni por pasiva" permitirá un Gobierno del PP.

Iglesias ve "altamente decepcionante" la conversación del jueves con Sánchez

Pablo Iglesias hoy durante la rueda de prensa. Luis Sevillano / REUTERS LIVE

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reiterado este lunes ante el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, su rechazo tajante a la posibilidad de un Gobierno del PP. Iglesias ha situado a la formación que lidera como única oposición a un “bloque inmovilista a tres” formado, en su opinión, por el PP, el PSOE y Ciudadanos. “Un bloque de restauración”, lo ha calificado el secretario general del partido emergente en referencia a las valoraciones de sus dirigentes del mensaje de Navidad de Felipe VI. “Creo que hemos visto la primera gran coalición a tres”, ha insistido.

Iglesias ha comparecido en las instalaciones de La Moncloa, tras una reunión de más de hora y media con el líder del PP, pero su intervención ha estado centrada en los contactos Pedro Sánchez y en la relación con el PSOE. El dirigente de Podemos ha calificado de “altamente decepcionante” la conversación que mantuvieron en Nochebuena, ha insistido en la prioridad de la agenda social para continuar las conversaciones, no ha retirado la condición del referéndum catalán, aunque ha se ha referido a él como defensa del proyecto de “plurinacionalidad de España”.

“No he recibido ninguna respuesta”, ha señalado en alusión a la batería de medidas presentada. Y ha instado a los socialistas, reunidos este lunes en el comité federal, a tomar una decisión sobre la investidura de Rajoy. “Lo que vemos es que mandan los barones. Creo que el PSOE debería dejar de hacer teatro”, ha agregado con respecto a la hipótesis de que acaben apoyando la investidura de Rajoy.

"Estamos abiertos a cualquier alternativa que permita que el PP no gobierne", ha proseguido el secretario general de Podemos. "Pero para eso hay que hablar de España, posicionarse sobre la Ley 25 [la batería de medidas sociales contra los desahucios, los cortes de luz y gas por falta de recursos y el copago farmacéutico], acabar con la presencia de exministros en consejos de Administración y entender que la realidad del país es la que es y solo reconociendo la diversidad, se puede trabajar para que el país siga unido". "Parece que algunos no quieren hablar de los problemas de los españoles. Nosotros no hemos llegado al Parlamento para jugar al juego de las sillas", ha afirmado. En cualquier caso, no le preocupa a Iglesias la convocatoria de nuevas elecciones generales. "Si hay nuevas elecciones", ha dicho, "nosotros las afrontaremos y creo que tendríamos muchas posibilidades de ganar".

¿Qué hará a partir de ahora Podemos? "Vamos a seguir hablando de política", ha asegurado el exeurodiputado. "Nosotros hemos puesto encima de la mesa una propuesta bastante clara. Va a ser una excelente oportunidad para que se retraten", ha mantenido en referencia, por ejemplo, a "que haya dirigentes de partidos que estén en consejos de Administración de empresas estratégicas". "Hay prácticas legales que a nosotros nos parecen corruptas", ha zanjado.

Rajoy ha empezado este lunes la segunda fase de negociaciones para lograr un acuerdo sobre su investidura y un Gobierno de estabilidad. El presidente en funciones y líder del PP, la fuerza más votada el 20-D, ha recibido primero al líder de Podemos, aunque sin contemplar ninguna opción de pacto. Luego, ha recibido al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para escuchar su oferta y trasladar la del PP. Rajoy pretende que la alianza con Rivera le sirva para convencer a un sector del PSOE de que el PP debe gobernar porque España no puede permitirse más inestabilidad ni otras elecciones.

Iglesias ha acudido a La Moncloa con un mensaje centrado en el rechazo de cualquier hipótesis de Gobierno del PP. El líder de Podemos ha explicado al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, por qué cree que no debe seguir gobernando. En su opinión, la pasada legislatura ha estado marcada por la desigualdad y la corrupción, y el único cambio posible pasa por la formación de un Gobierno alternativo.

No obstante, Iglesias no ha aclarado cómo piensa dar salida a una mayoría alternativa, puesto que su apoyo al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, está supeditado a la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña —condición inasumible para los socialistas, PP y Ciudadanos—, a una batería de medidas sociales y al fin de las llamadas puertas giratorias en política.

Más información