El fuego arrasa unas 2.000 hectáreas y pone a Cantabria en máxima alerta

Un centenar de militares refuerzan las tareas de extinción en la comunidad cántabra y dos hidroaviones del Gobierno central ayudan en Berango (Bizkaia)

Bomberos luchan contra el fuego en un bosque cercano a Berango (Vizcaya), este lunes. Foto: Vincent West (Reuters) / Vídeo: ATLAS

Más de un centenar de incendios forestales siguen activos en el norte de España, con especial incidencia en Cantabria, donde el fuego ya ha arrasado más de 2.000 hectáreas de terreno "de alto valor ecológico". Esta región ha declarado la situación de máxima alerta. Los servicios de bomberos, con la ayuda de un equipo de militares especializado e hidroaviones del Ministerio de Medio Ambiente, luchan sobre el terreno contra las llamas en unas condiciones muy desfavorables a causa del fuerte viento que se ha registrado durante todo el día. Asturias, el País Vasco y Navarra también están afectados por el fuego.

Los servicios de emergencias tienen contabilizados alrededor de 65 puntos activos a última hora de la tarde de este lunes —a mediodía eran más de 80— en Cantabria, la comunidad autónoma más castigada por los incendios. Al menos 2.000 hectáreas de bosque "de alto valor ecológico", según el Gobierno cántabro, han quedado completamente calcinadas, en su mayoría correspondientes a los parques naturales de Saja-Besaya y Los Collados del Asón.

Más de 500 personas, entre operarios de las cuadrillas, guardas forestales, bomberos, un destacamento con 284 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de las Fuerzas Armadas, Guardia Civil y voluntarios, han tratado de controlar las llamas e impedir que estas vayan ganando terreno. Ninguno de los fuegos ha puesto en riesgo a núcleos de población, ha asegurado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tras acudir al puesto de mando avanzado que se ha instalado en Ruente. Revilla ha afirmado que el 99% de los incendios han sido "provocados por pirómanos y por gente equivocada que cree que quemar el monte lo regenera".

La mayor parte de los focos se concentran en Cabuérniga-Los Tojos (15 incendios), el valle del Besaya (12) y el medio-alto Asón (siete), mientras que por su magnitud ha destacado el de Liendo, donde se han dirigido otros 100 miembros de la UME. En la tarde de este lunes, un nuevo incendio se ha originado en la zona central de la región, cerca de Torrelavega y Riocorvo, donde las llamas se han aproximado a la línea de Renfe y ha habido que cortar las vías por precaución.

En Cabuérniga-Los Tojos el despliegue de medios se ha concentrado en sofocar los incendios declarados cerca de Bárcena Mayor, especialmente el registrado cerca de la ermita de El Moral. En la zona del Besaya se mantienen las labores en Pesquera, Anievas y San Vicente de León, donde también han ayudado los militares. En el medio-alto Asón los puntos más comprometidos estaban en Rasines y en Liendo.

Dos hidroaviones en Bizkaia

En el País Vasco, alrededor de un centenar de efectivos, entre bomberos y agentes forestales de Bizkaia principalmente, han logrado a media tarde dejar "controlado" el incendio forestal declarado en el municipio de Berango, tras 24 horas de trabajo ininterrumpido. En esta zona ha sido clave la intervención de dos hidroaviones con capacidad para descargar 5.500 litros de agua, procedentes de la base de Torrejón de Ardoz y enviados por el Ministerio de Medio Ambiente. Han favorecido la lucha contra las llamas, avivada por un fuerte viento que en ocasiones ha superado los 100 kilómetros por hora.

El frente de fuego, que ha quemado en total unas 120 hectáreas, se ha acercado a un polígono industrial, el cementerio y algunas viviendas de Berango y de Sopelana, sin causar ningún herido.

Se reactiva el fuego en Arantza (Navarra)

El incendio que se registró en la madrugada del domingo en Arantza (Navarra) ha quedado estabilizado en la primera hora de la tarde de este lunes, aunque en el lugar se han quedado de guardia unos 60 efectivos para controlar y refrescar las 130 hectáreas que han ardido. Este incendio, que ha llegado hasta el término de Artikutza, propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián, se dio por controlado el pasado sábado, pero se reavivó el domingo por la noche.

Según ha informado el Ejecutivo foral en una nota, sobre las 0.50 horas vecinos de Artikutza informaron de que observaban llamas en la zona afectada por el incendio. El fuego, avivado por el fuerte viento, ha tomado fuerza con gran rapidez y ha obligado a la movilización de efectivos de los parques de Oronoz, Burguete, Navascués, Central (Cordovilla) y Alsasua, así como a los bomberos voluntarios de Goizueta y Bera.

32 incendios sin controlar en Asturias

En Asturias, un total de 55 incendios siguen activos a última hora de la tarde de este lunes, 32 de ellos sin controlar, aunque los servicios de emergencias confían en que la llegada de las lluvias y la reducción de la intensidad del viento favorecerá las labores de extinción. La mayor parte de los incendios que aún permanecen activos se encuentran en la zona oriental de la región, ha informado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias.

Los trabajos contraincendios duran ya 10 días seguidos en la región asturiana, donde participan 200 personas de los Bomberos del SEPA, empresas forestales y agentes del Medio Rural, un operativo al que este lunes se han sumado 36 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Un experto en incendios forestales, el secretario general del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, Raúl de la Calle, ha declarado a Efe, que la ola de fuegos en la cornisa cantábrica es la peor de los últimos 25 años en esta época del año y ha opinado que no es atribuible en exclusiva a la quema de pastos y al buen tiempo. Este especialista no descarta que detrás exista una mano negra que los esté provocando.

Más información