Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia procesa al líder de Def con Dos por enaltecer el terrorismo

El tribunal revoca la decisión del juez De la Mata de archivar la causa contra César Strawberry

El líder de la banda musical Def con Dos.

César Augusto Montaña Lehman, líder del grupo Def con Dos -donde usa el nombre artístico de César Strawberry- será procesado por un delito de enaltecimiento del terrorismo por una serie de tuits en los que alababa a los Grapo y se burlaba de algunas víctimas muy señaladas de ETA, como José Antonio Ortega Lara y Eduardo Madina. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha revocado, a instancias de la Fiscalía, la decisión del juez José de la Mata del pasado octubre de archivar la causa contra Strawberry, y ordena que la causa contra él siga por el llamado procedimiento abreviado, un trámite equivalente al procesamiento. El tribunal, sin embargo, rechaza que se procese al cantante por un delito de injurias a la Corona, como también pretendía el ministerio público, por otros mensajes contrarios al Rey en la misma red social.

Entre otros mensajes publicados entre noviembre de 2013 y julio de 2014, Strawberry escribió: “El fascismo sin complejos de Esperanza Aguirre, política del PP, me hace añorar hasta los Grapo” o “Street Fighter, edición post-ETA: Ortega Lara versus Eduardo Madina”. El cantante retuiteo, “haciéndolo suyo”, según el tribunal, este otro comentario: “¿Se puede llevar una camiseta con un estampado de Miguel Ángel Blanco? Lo pregunto desde el respeto y el verano”.

La Sección Cuarta de lo Penal, presidida por la magistrada Ángela Murillo, decide reabrir la causa contra Strawberry por estos tuits. Según la sala, estos mensajes “no dejan lugar a dudas de su significado, por un lado de posible ensalzamiento del terrorismo, y por otro de supuesta humillación a concretas víctimas del terrorismo”. El tribunal rechaza el argumento del juez De la Mata de que los tuits, con ser desafortunados, fueron efectuados “desde su particular concepción del arte y la cultura” y su “compromiso social”, siempre “desde una estética provocadora, irónica y sarcástica”. Según la sala, este criterio del juez instructor es “carente de solidez”, y las expresiones de Strawberry, además de “desafortunadas, inoportunas e inapropiadas”, pueden ser delictivas, algo que deberá dilucidarse en un juicio.

En relación con el delito de injurias a la Corona, la Sección Cuarta confirma la decisión del juez instructor de no apreciar indicios de delito en un tuit en el que decía “yo soy de los que desean ver a Felipe de rey cuanto antes... para cargarme en su puta madre con más argumentos”.

A pesar de considerar que el comentario resulta “ineducado e inadecuado” y que puede “desacreditar más a la persona que emite el tuit que a las personas a las que van dirigidos los improperios”, los magistrados señalan que, admitiendo el error ortográfico esgrimido por la defensa según el cual lo que quería decir su cliente era “cagarme en su puta madre”, no se puede apreciar en el mismo “un carácter injurioso”.

Más información