Selecciona Edición
Iniciar sesión

El jefe de la televisión de Cospedal gastó 134.000 euros con su visa opaca

Ignacio Villa cargó gastos en restaurantes de lujo todos los meses del año y también en fines de semana

El ex director general de Radio Televisión Castilla-La Mancha, Ignacio Villa.

Ignacio Villa, director de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante la presidencia de la popular Dolores de Cospedal, gastó un total de 133.818 euros en cuatro años con las dos visas oro que le entregó el ente público para gastos de representación, y que no pudieron ser fiscalizadas por la oposición durante su mandato. La mayoría de los cargos efectuados por Villa entre agosto de 2011 y julio de 2015, un 92% del total, corresponden a establecimientos de hostelería, muchos de ellos hoteles y restaurantes de lujo. Villa defiende que se trata de "gastos totalmente justificados y contenidos".

Según el extracto de los movimientos de las tarjetas, al que ha tenido acceso EL PAÍS, Villa sacó 2.570 euros en efectivo en 33 retiradas de cajeros automáticos. Los gastos, con una media de 2.852 euros mensuales, abarcan todos los meses del año, julio y agosto incluidos. Además, Villa gastó 32.954 euros en fines de semana. Durante el tiempo en que estuvo al frente de la televisión castellano-manchega, esta se convirtió en el medio público autonómico menos visto, por debajo de Telemadrid, y en un ejemplo de manipulación informativa a favor de los intereses del Partido Popular. Al salir Villa el pasado julio, la deuda del ente ascendía a ocho millones de euros.

"Gastos más que justificados y totalmente contenidos"

El exdirector general de la Radio Televisión de Castilla-La Mancha, Ignacio Villa, defiende la pulcritud en el uso de las tarjetas de empresa mientras estuvo al frente del ente público regional. “Todos los gastos están más que justificados y totalmente contenidos”, afirma. “He vivido en Castilla-La Mancha de lunes a domingo; los fines de semana y los meses de julio y agosto no dejaba de trabajar: la televisión ofrecía en directo muchos eventos por toda la región: corridas de toros, ferias de pueblos y ciudades, programas especiales… y como director general yo acudía a todos siempre”, afirma.

“Los gastos del extracto de la tarjeta no son gastos personales, sino gastos de relaciones públicas de la empresa: reuniones con presidentes de equipos de fútbol, empresarios taurinos, bodegueros, gente vinculada a la economía de la región”, asegura. “Muchas veces las invitaciones eran a seis o siete personas, todo está perfectamente justificado”, afirma el periodista.

“No me he gastado el dinero de la televisión pública. Cualquiera que me conozca y me haya visto trabajar sabe que he trabajado de la mañana a la noche todos los días del año, y si he ido a una comida de trabajo a Cuenca y he invitado a tres señores de allí un domingo ha sido trabajando”, insiste.

Respecto a una serie de gastos en tiendas como Ikea, Worten o los supermercados Eroski, Villa afirma: “Me gustaba estar encima de las cosas, muchas veces he ido yo personalmente a ver elementos de decoración de los platós. Y luego volvía a la televisión y les decía a los encargados de Producción que compraran esos elementos”, asegura.

Villa afirma que esos “gastos de empresa” cargados a la visa oro están “totalmente contenidos” y afirma que el sistema de dinero de plástico es más transparente que el sistema anterior, basado en la entrega de facturas, que, según él, “quedaban en limbo y no se sabe quién ha hecho el gasto”.

“Castilla-La Mancha es una región enorme; si llegaban las fiestas de Albacete, por ejemplo, estaba allí cinco días porque hacíamos cinco programas en directo, cuatro corridas de toros, la radio desde allí, todo. En ese tiempo, la radio y la televisión se han movido mucho y es normal que el director general estuviera allí”, defiende.

Sobre sus visitas a establecimientos con estrella Michelín, afirma: “Se trataba de cocineros muy vinculados a la televisión. Creía que todos los cocineros tenían que venir a la televisión y tener relación con la televisión. He tenido que ir a visitarlos en un ámbito de trabajo, no es que me haya ido a un restaurante Michelin a comer, cuando he ido ha sido dentro de un ambiente de relación institucional”, afirma.

Villa rechaza que se negara a dar explicaciones en las Cortes regionales sobre sus gastos. “En las Cortes no se me preguntó por las tarjetas, se me hicieron preguntas insidiosas basadas en rumores. Todo lo que he hecho ha sido conforme a la ley”, afirma. Respecto a su salario, de 120.000 euros brutos anuales, afirma que se quedaba en “algo más de 70.000 euros netos”.

Villa, tertuliano incendiario contra el aborto y el matrimonio homosexual, y defensor de la teoría de la conspiración en los atentados islamistas del 11-M, utilizó el medio de pago que le dio el ente público especialmente en restaurantes. Su establecimiento predilecto, a juzgar con la frecuencia con que acudía, era el Kumera, un bar restaurante del centro de Toledo en el que menú degustación cuesta 25 euros. El director de la televisión castellano-manchega utilizó allí su tarjeta 228 veces, con un gasto total de 4.947 euros.

El establecimiento en el que más gasto realizó -en total 10.134 euros- también se encuentra en Toledo. Se trata del As de Espadas, al que acudió en 62 ocasiones, de acuerdo con el extracto de la tarjeta. Este establecimiento de cocina ecléctica y de mercado, con especialidad en garbanzos con chipirones, es ya algo menos asequible que el Kumera, con un precio medio de 40 euros, según la Guía Repsol. El cargo individual de mayor cuantía, 687 euros, corresponde al restaurante Venta de Aires, de Toledo, al que Villa acudió el 10 de octubre de 2013.

Estrellas Michelín y visitas a Ikea

Villa y las personas a las que convidaba con cargo al presupuesto regional también frecuentaban restaurantes de lujo. En el extracto figuran ocho visitas a La Casa del Carmen (1.615 euros), en Olías del Rey (Toledo), galardonado con una estrella Michelín, al igual que El Bohío, de Illescas, del cocinero Pepe Rodríguez, conocido por ser jurado del programa de televisión Master Chef, y al que acudió en cinco ocasiones, con un gasto conjunto de 1.329 euros. En la nómina de establecimientos gastronómicos de alto nivel figuran también el restaurante Coque, de Humanes (Madrid), de los hermanos Sandoval; Kabuki, en el hotel Wellington de la capital de España; o El Carmen de Montesión, en Toledo.

La mayoría de estos gastos en restaurantes se pueden englobar en el concepto de gastos de representación, para el que fueron concebidas las tarjetas que Villa se cuidó en mantener opacas durante su mandato. Sin embargo, también se encuentran gastos que, al menos en apariencia, difícilmente encajan en ese concepto. Así, en enero de 2012, gastó 198 euros en la tienda de bricolaje Leroy Merlin y 162 euros en el Ikea de Alcorcón. En la relojería Ruiz Maeso, de Villanueva de la Cañada (Madrid), realizó diez pagos por un total de 454 euros y en la tienda de decoración La Provisoría hizo un abono de 412 euros. Entre los 1.600 usos que hizo de la tarjeta, hay gastos en los supermercados Eroski, Mercadona y Sánchez Romero.

En hoteles y paradores, Villa gastó 33.285 euros, especialmente en el parador de Cuenca, al que acudió 24 veces (4.933 euros) y el de Almagro, con 23 visitas y un gasto de 4.925 euros. También hay diversas estancias en hoteles de cuatro y cinco estrellas de Madrid capital, como el Villamagna, el Silken Puerta de América o el Meliá Colón. En cualquier caso, los hoteles más visitados se encuentran en el propio Toledo: 63 gastos en el Hilton Buenavista (4.522 euros) y 16 en el Parador (3.789 euros).

Durante su periodo al frente de la televisión regional, en el que percibía un sueldo bruto anual de 120.000 euros, dietas aparte, Villa se negó reiteradamente a facilitar al comité de empresa y a los grupos de la oposición en las Cortes autonómicas el acceso al extracto de sus tarjetas. “No quiero darle titulares”, le espetó en noviembre de 2014 al portavoz socialista en la comisión de Presupuestos regional, José Manuel Caballero.

Desde que Dolores de Cospedal le situó al frente del ente público procedente de la Cope, Villa ha disfrutado de la tarjeta de crédito. Desde agosto de 2011 hasta noviembre de 2014, la visa oro estaba a su nombre. A partir de ese mes y hasta agosto pasado, cuando fue destituido, el titular de la visa pasó a ser directamente el ente público RTVCM.

Más información