Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera: “Rajoy dirige una operación, salvar al soldado Sánchez”

El candidato de Ciudadanos analiza en un mitin en Tarragona las dos noticias que hoy presiden la portada de EL PAÍS

Rivera, esta mañana en Tarragona. j. sellart (efe) | atlas

Steven Spielberg se ha colado en la campaña electoral del 20-D. "El PP teme que la caída del PSOE convierta en alternativa a Rivera", ha leído esta mañana Albert Rivera antes de un mitin en Tarragona. Esa frase, negro sobre blanco en la portada de EL PAÍS, ha provocado que el candidato de Ciudadanos a La Moncloa acuda al cine para dar su opinión sobre la estrategia del PP. "Hay una operación en Génova, salvar al soldado Sánchez", ha dicho Rivera, uniendo en la misma frase al líder del PSOE y al taquillazo de Steven Spielberg sobre la Segunda Guerra Mundial. "Como Sánchez se hunde, como pacta con cualquiera en cualquier sitio... el señor Rajoy necesita que el PSOE sobreviva. En esa operación nos encontramos. Señor Rajoy, le reto a un cara a cara, y en lugar de hablar de miedo hablemos de propuestas".

En un gélido día de puente, el Auditorio de Tarragona ha reunido a 500 personas que han retado a la lluvia y a la jornada festiva (media entrada). Allí, bajo las rocas del barranco que acoge el escenario, el candidato de Ciudadanos ha hilado sus ataques al bipartidismo, centrándose sobre todo en el líder socialista, que según el CIS le aventaja por un estrecho margen en las preferencias de los electores. Los estrategas del candidato quieren que protagonice una campaña en positivo, centrada en las propuestas y que no acuda al cuerpo a cuerpo con Sánchez y Rajoy. Rivera, en consecuencia, se enfrenta al reto de contestar a los ataques de sus adversarios sin centrar en ellos sus discursos. El líder de Ciudadanos es capaz de anunciar en positivo que el tiempo del candidato del PP ha acabado ("gracias por 30 años de servicios") y reserva el grueso de la munición para el del PSOE.

"El señor Pedro Sánchez decía ayer que todo vale para sacar del Gobierno al PP, con quién sea y como sea hay que pactar", ha recordado Rivera, de nuevo en referencia a la portada de EL PAÍS. "Señor Sánchez, no todo vale. Con nosotros que no cuente. Nosotros queremos llegar al poder para poder cambiar las cosas, no para atender hipotecas de partidos separatistas", ha argumentado. "Señor Sánchez, no cuente con nosotros. No gobernaremos a cualquier precio. Gobernaremos para cambiar España, y si no, a la oposición. Tomen nota", ha añadido. "Nosotros no queremos pactar con Rajoy y Sánchez, queremos ganar a Rajoy y Sánchez, que es muy distinto. Hay un pacto PP-PSOE para que todo siga igual y seguir con una partitocracia obsoleta. Hay un paco del establishment para que no llegue el cambio, para protegerse entre ellos", ha puntualizado Rivera, que ha vuelto a retar a un cara a cara a Rajoy. 

Es casi imposible que ese encuentro se produzca. Rivera se dirige esta tarde a Zaragoza, y divide su agenda de mañana entre Madrid y Barcelona. Tras el debate de EL PAÍS, el lunes le espera otro cara a cara con Sánchez, Pablo Iglesias y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Rajoy, mientras tanto, escucha de lejos las críticas a su estrategia.

El candidato promete pinchar "la burbuja de la política"

J. J. M., Zaragoza

Ya en la tarde fría de Zaragoza, Albert Rivera se planta ante más de 1.500 personas para decirles que ha llegado la hora de pinchar la burbuja que aún sostiene a los políticos.

“Hemos tenido una burbuja inmobiliaria, financiera, que ha explotado y ha dejado desecha en mil pedazos a muchas familias”, relata entre la emoción de un público efusivo, mucho más reactivo que el de por la mañana en Tarragona. “La burbuja que todavía no ha explotado es la política. Es aquella que duplica y duplica cargos de confianza mientras hacen recortes en la salud y la educación”, describe. “Hay un pacto evidente entre PP y PSOE, porque ven que Ciudadanos puede ganarles las elecciones. El PP necesita al PSOE para movilizar con miedo a los exvotantes del PP y el PSOE a Rajoy para decirles a los votantes que el objetivo es quitar a Rajoy”, cierra.

Entonces, el candidato se lanza a hablar del exceso de cargos de confianza y duplicidades administrativos. Y promete acabar con los consejos comarcales. Y con las diputaciones. Y cosecha aplausos, porque dice que el ahorro consecuente se invertiría en paliar los recortes en sanidad y educación.

Ha pasado ya el momento en el que Ciudadanos ha presentado su vídeo de campaña, que gira alrededor del hilo argumental de una carta del candidato a su hija Daniela. Llega el instante final: Rivera se despide prometiendo reformas antes de debutar, este domingo, como invitado en el Congreso para el día de la Constitución.