Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protección a los parados cae al mínimo en 15 años

2.160.385 parados registrados en las oficinas públicas en octubre no percibían ningún tipo de ayuda

Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid.
Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid.

Casi 2.150.000 parados perciben algún tipo de prestación o subsidio del Ministerio de Empleo. Esto supone que la tasa oficial de protección frente al desempleo cae a un mínimo, al menos, en los últimos 15 años. El 54,36% registrado en octubre —los datos del seguro contra el paro se facilitan con un mes de retraso respecto del resto— supone una ligera caída de 13 centésimas sobre el pasado septiembre. Esto supone que 2.160.385 parados registrados en las oficinas públicas el pasado octubre no percibían ningún tipo de ayuda.

Esta evolución está en consonancia con la caída de la factura de esta partida desde hace años. En los 10 primeros meses del año, el Ministerio de Empleo ha desembolsado 17.273,7 millones de euros en prestaciones y subsidios. Esta cantidad es un 16,7% menor de los 20.734 millones gastados en el mismo periodo del año pasado.

La caída de la protección frente al desempleo y, en consecuencia, de la factura que lleva aparejada, se debe a una combinación de los recortes y de la configuración del seguro español contra el paro. En verano de 2012, con el grueso de las medidas de ajuste presupuestario, el Ejecutivo decretó la reducción de las prestaciones contributivas a partir del sexto mes de comenzar a cobrarlas. También se endurecieron los requisitos de acceso a la renta mínima de inserción, se eliminó el subsidio extraordinario para mayores de 45 años y se elevó la edad mínima de acceso al ordinario desde 52 años a 55. Después de aquel decreto hubo otras dos vueltas de tuerca: una al plan Prepara, que era la última red para los parados de larga duración sin ingresos, y otra a los subsidios. La consecuencia se ha ido notando cada vez más con el paso del tiempo.

La duración de la crisis

A los ajustes hay que sumar la configuración del sistema de protección español, que está vinculado a los derechos acumulados por las cotizaciones cuando se está trabajando. Esto, en una crisis de duración tan larga como esta, hace que quienes llevan más tiempo sin empleo vayan agotando las diferentes ayudas que hay.

La tercera razón a buscar, para explicar la caída del gasto, es la propia creación de empleo. Quien encuentra trabajo, lógicamente, deja de percibir prestación. Además, suelen ser estos trabajadores los primeros que se reincorporan al mercado laboral, ya que las empresas suelen preferirlos a ellos a los parados de larga duración a la hora de volver a contratar.

Más información