Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey, a los sefardíes: “¡Cuánto os hemos echado de menos!”

Felipe VI honra la ley que permite a 4.300 judíos originarios de España tener la nacionalidad

El rey Felipe VI Ampliar foto
El rey Felipe, este lunes, en el Palacio Real. EFE

El Rey ha celebrado este lunes ante representantes de las comunidades judías el "privilegio" de poder escribir "una página de la historia con la ley que permitirá a los sefardíes originarios de España obtener la nacionalidad española de forma plena y en igualdad" y que, según ha referido, ha tenido "el gran honor de sancionar como Jefe de Estado".

En un acto solemne en el Comedor de Gala del Palacio Real de Madrid, Felipe VI ha dirigido a los sefardíes palabras de afecto reparador con motivo de esta norma que entra en vigor cinco siglos después de su expulsión de España. "¡Cuánto os hemos echado de menos!", ha señalado el Monarca, que ha enfatizado que la Ley 12/2015 en materia de concesión de nacionalidad española a los sefardíes, representa "una nueva y definitiva apertura de las puertas de España a los hijos de Sefarad".

"Con esta ley queremos expresaros que contamos con vosotros para caminar juntos, porque todos somos ciudadanos españoles", ha afirmado. Felipe VI ha agradecido a los sefardíes su lealtad y el hecho de haber guardado "como un preciado tesoro" la lengua que hablaban en el momento de la expulsión en 1492, el judeoespañol o djudezmo, así como las costumbres. Y sobre todo, les ha dado las gracias por "haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor” y por haber enseñado a sus hijos “a amar esta patria española". "Quiero deciros que ya estáis de nuevo en vuestra propia casa, que ya habéis vuelto para siempre a vuestro hogar", ha añadido.

Esta norma es la culminación de un proceso de reencuentro entre España y los sefardíes que se inició en la segunda mitad del siglo XIX y que, como ha afirmado el Rey, vivió un relevante paso jurídico con la enmienda al Código Civil, a propuesta del diputado socialista Ernest Lluch, que fue aprobada por el Congreso de los Diputados en 1982. El Rey ha ponderado el "amplio consenso" mostrado por los grupos parlamentarios de ambas Cámaras para impulsar esta medida.

Antes del Rey, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado que con esta ley "volver a Sefarad ya no es una ilusión". El ministro ha manifestado que la norma no pretende dejar en el olvido los errores del pasado, sino evitarlos. En virtud de esta ley aprobada el pasado junio, 4.307 sefardíes originarios de España, y provenientes de varios países (Venezuela, Turquía, Brasil…) obtuvieron en octubre la nacionalidad por carta de naturaleza, mientras que otros 583 la han solicitado y están pendientes de obtenerla.

En el acto, el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, ha incidido en que los sefardíes, que han recibido la ley con una gran expectación, no han fomentado el agravio en 500 años y ha pedido una interpretación equilibrada y sensible de la norma para quienes, a menudo, han sido designados como "los españoles sin patria". El número de judíos expulsados de España ha dado lugar a cifras controvertidas. Los últimos estudios apuntan que fueron unos 100.000, puesto que muchos de los que en un primer momento fueron forzados a abandonar España retornaron siendo obligados a renunciar a su religión e iniciando un proceso no exento de ignominias.

Más información