Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errores y aciertos en un debate

Evitar la agresividad y tratar de no perder el ritmo, entre las claves para salir airoso de una retransmisión en televisión. La tranquilidad y un toque de ironía son grandes aciertos

A la hora de enfrentarse a un debate electoral, como el organizado por EL PAÍS el próximo 30 de noviembre a las 21.00, los candidatos han de tener presente una serie de principios básicos tales como evitar la agresividad. En televisión todo se amplifica, no hay que generar tensión. Es recomendable la moderación y el respeto.

La soberbia también es un error. Menospreciar al adversario no es bien percibido. Los candidatos deben tratar de no perder el ritmo. Que no les coman el terreno y siempre interrumpir educadamente.

Se considera un error hablar demasiado rápido y mostrar inseguridad. Al contrario, la tranquilidad, la solvencia, un toque de ironía, son aciertos.

Los expertos coinciden en que los candidatos del Partido Popular (Mariano Rajoy), Partido Socialista (Pedro Sánchez), Ciudadanos (Albert Rivera) y Podemos (Pablo Iglesias) tienen buenas habilidades comunicativas. Daniel Rodríguez, director adjunto del Instituto de Comunicación Empresarial, les señala estas oportunidades de mejora:

21/11/15 El candidato a la presidencia del Gobierno de Ciutadanos Albert Rivera junto con Marta Rivera y Elena Faba ,presentan las propuestas de Ciutadanos sobre conciliacion laboral y politicas de igualdad. Teatro Goya. Barcelona EL PAÍS

Albert Rivera

Debería hablar más despacio, hacer pausas y marcar más los mensajes principales. Mantener la proactividad pero no excederse interrumpiendo. Debe evitar exasperarse, mostrar más tolerancia ante los argumentos que no comparte. Mirar a los ojos del oponente.

GRA177. MADRID, 18/11/2015.- El secretario general y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que ha mantenido con representantes de la comunidd islámica en España, tras los atentados del pasado viernes en París, hoy en la sede del partido en Madrid. EFE/Luca Piergiovanni EFE

Pedro Sánchez

Combinar un exceso de sonrisas con gestos neutros cuando el tema lo requiera.

Mariano Rajoy, Spain's prime minister and leader of the Popular Party (PP), waves during a Popular Party event in Barcelona, Spain, on Saturday, Nov. 21, 2015. The European Commission reiterated its warning over Spain missing its deficit target for 2016, pressing the nation to submit a new budget plan as soon as possible. Photographer: Pau Barrena/Bloomberg *** Local Caption *** Mariano Rajoy Bloomberg

Mariano Rajoy

Evitar leer sus intervenciones. Debería mantener la mirada a cámara en los turnos iniciales y finales. Buscar alguna interrupción a los adversarios y generar cercanía.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante la reunion que mantuvo en Madrid con Beth Noveck, asesora del presidente de EE.UU., Barack Obama, en materia de transparencia y gobierno abierto(DVD 755) EL PAÍS

Pablo Iglesias

Sonreír más, evitar fruncir tanto el ceño. Mantener una postura de liderazgo, con la espalda erguida y los hombros rectos. Proyectar más la voz.

Más información