Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espejel fue apartada de Gürtel por haber sido vocal judicial por el PP

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ve "objetivamente legítimas" las "dudas" que puedan tener los ciudadanos sobre la imparcialidad de la magistrada

María Dolores de  Cospedal entrega la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort a Concepción Espejel
María Dolores de Cospedal entrega la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort a Concepción Espejel

La Audiencia Nacional apartó a la magistrada Concepción Espejel del tribunal que juzgará el caso Gürtel porque el PP la propuso como vocal del Consejo General del Poder Judicial, y de este puesto saltó a presidir la Sección Segunda de lo Penal, cuando ya se sabía que este órgano enjuiciaría la trama de corrupción que afecta a Génova 13. La Sala de lo Penal ve “objetivamente legítimas” las “dudas” que puedan tener los ciudadanos sobre la imparcialidad de Espejel.

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió el pasado 30 de octubre apartar a Espejel del tribunal que enjuiciará la primera parte del caso Gürtel sobre la corrupción en el PP, después de que esta fuera recusada, junto a su compañero Enrique López, por las acusaciones populares de la asociación Adade y el PSOE. La sala votó absolutamente dividida: 10 magistrados apoyaron la ponencia de la magistrada Clara Bayarri, que defendía apartar a Espejel del tribunal, y otros ocho rechazaron su recusación.

Los argumentos jurídicos de la decisión mayoritaria se han conocido este lunes y se basan esencialmente en la falta de “apariencia de imparcialidad” de la magistrada. Sus colegas destacan la “gran profesionalidad”, la “integridad” y la “objetividad” de Espejel, pero recuerdan que la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos exige que los jueces no solo sean imparciales sino que también lo parezcan. “Lo que está en juego es la confianza que los Tribunales deben inspirar a los ciudadanos en una sociedad democrática”, recuerdan los jueces citando la jurisprudencia constitucional.

Víctima de una “campaña mediática”

Ocho magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional presentaron un voto particular contra la decisión mayoritaria de apartar a Concepción Espejel del tribunal del caso Gürtel. Para este grupo su recusación debió ser rechazada, “salvo que se atendiese única y exclusivamente a las campañas mediáticas externas llevadas a cabo por determinados medios de comunicación social”, según el escrito, redactado por el juez Fermín Echarri.

El grupo minoritario está formado por los magistrados Fernando Grande-Marlaska, Alfonso Guevara, Ángel Hurtado, Ángeles Barreiro, Carmen Lamela, Juan Francisco Martel y Nicolás Poveda. Estos jueces califican como “absolutamente inocua” la participación del acusado Luis Bárcenas en la votación para designar a Espejel vocal del Poder Judicial.

“Las motivaciones ideológicas en ningún caso, por sí solas, deben justificar una causa de recusación”, sostiene este grupo discrepante.

La apariencia de imparcialidad queda en entredicho, según la opinión mayoritaria, por el hecho de que el PP —partícipe a título lucrativo en el caso Gürtel “fue determinante” para nombrar a Espejel vocal del Consejo General del Poder Judicial. En la votación que se celebró en el Senado para su nombramiento, el 17 de septiembre de 2008, participó el extesorero del PP Luis Bárcenas, imputado en la causa y que se enfrenta a una petición de la fiscalía de 42 años y seis meses de prisión. Este hecho alimenta, según los jueces de la Sala de lo Penal, “la sombra de duda” del “ciudadano medio” sobre la imparcialidad de Espejel.

El grupo mayoritario lo forman los magistrados Ángela Murillo, Teresa Palacios, Manuela Fernández Prado, Carmen Paloma González, Javier Martínez Lázaro, Julio de Diego, Antonio Díaz Delgado, José Ricardo de Pradas, Nicolás Poveda, Ramón Sáez y la ponente Clara Bayarri. Estos magistrados consideran que el hecho de que su colega Espejel pasara directamente del cargo de vocal judicial a presidir la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia cuando ya se sabía que este órgano iba a juzgar el caso Gürtel aumenta las dudas sobre la apariencia de imparcialidad. Fue el propio Consejo en el que participaba Espejel el que la nombró presidenta de la sala.

La Sala de lo Penal rechazó del plano el resto de argumentos manejados por las acusaciones populares para recusar a Espejel. El primero era una supuesta relación de amistad con la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, basada en la familiaridad con la que esta trataba a la magistrada —la llamaba “Concha”— cuando le impuso la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, la máxima distinción del mundo del derecho. Para el sector mayoritario este motivo de recusación es “exorbitante” e “injustificado” y forma parte de “toda una campaña de desprestigio personal infundado”.

También rechazan los jueces apartar a Espejel por el hecho de haber presidido la Audiencia Provincial de Guadalajara cuando este organismo imputó a políticos del PSOE a instancias del PP por el incendio forestal de Riba de Saelices en el que murieron 11 miembros del equipo de extinción en julio de 2005. “Las resoluciones dictadas por el tribunal en el que participó la magistrada no hacían referencia a tal imputación”, recuerda el sector mayoritario.

Más información