Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La basura espacial de Murcia pesa como una bombona de butano vacía

El impacto con el suelo deformó su forma esférica. El centro que examina los objetos caídos del cielo usará rayos X para averiguar su procedencia

Personal del Centro de referencia de FP Química, en Cartagena, trasladan el objeto.

Con aproximadamente 15 kilos, 20 como máximo, la esfera de origen espacial hallada en Mula (Murcia), pesa como una bombona de butano vacía, explica a EL PAÍS Juan Antonio Madrid Mendoza, director del Centro de Referencia Nacional de FP de Cartagena. "No la hemos pesado porque no disponemos de una báscula de ese rango", anade. Lo que si han hecho en el centro es medirla. Tiene un perímetro de 205 centímetros, su diámetro es aproximadamente de 65 centímetros. "Lógicamente ya no es una esfera perfecta ya que, al impactar con la Tierra se deformó, por lo que se puede decir que es un elipsoide más que una esfera", continua Madrid Mendoza refiriéndose a la primera pieza encontrada, que, explica, es la que conoce mejor porque la manipulo para protegerla y evitar su deterioro.

Respecto a la segunda esfera, la hallada en Calasparra, el director del centro de Cartagena explica que no ha podido verla aun al encontrarse de viaje fuera de España, pero que sus colegas le han comentado que es de similares características a la hallada pocos días antes en Mula. Y se ha procedido a envolverla con un film de polietileno para evitar el deterioro de la cubierta de fibra de carbono.

El origen de las esferas es aún desconocido, dice Madrid Mendoza. "Posiblemente haya inscripciones en la parte metálica oculta por la fibra de carbono, pero para acceder a ella es preciso eliminar esa capa y eso es irreversible", apunta. Por ello, se ha optado por evitar técnicas que eviten su deterioro y se va a recurrir a rayos X para la inspección. De momento no se ha quitado ni la tierra de la fibra de carbono.

Los alumnos del curso sobre técnicas de control de calidad basadas en ensayos no destructivos han realizado tanto la inspección visual de la esfera y la del interior con endoscopio, resume por correo electrónico, el director del centro de Cartagena. En la primera "se observó que la esfera es metálica en su interior y que está recubierta de un composite de fibra de carbono del que prácticamente solo queda la fibra, mientras que la matriz polimérica del composite desapareció debido a las altas temperaturas alcanzadas por la esfera durante su reentrada en la atmosfera".

La inspección interior mostró que la pieza esta formada por dos casquetes metálicos semiesféricos unidos "con una soldadura de gran calidad", señala Madrid Mendoza.

Más información