Selecciona Edición
Iniciar sesión

PSOE y PP se disputan el podio y Ciudadanos va al alza

El último barómetro de la legislatura otorga al PP un 29,1% de los votos y mantiene al PSOE como segunda fuerza, con un 25,3%. Ciudadanos logra un 14,7% y Podemos cae al 10,8%

Fuente CIS El País

El PP ganará las elecciones del 20 de diciembre, a cuatro puntos de distancia del PSOE, según el barómetro del CIS, que coloca a Ciudadanos en tercera posición y descuelga a Podemos al cuarto lugar. La conversión del voto directo, el que los ciudadanos manifiestan espontáneamente, en estimación de voto, con reglas sociológicas de ponderación, ofrecen ese orden, pero sin cocina, el PSOE sería la primera fuerza en las preferencias de los ciudadanos. Los partidos están atentos a la bolsa de casi un 45% entre abstencionistas, indecisos y voto en blanco.

La fotografía electoral del CIS, con una muestra de 2.500 encuestas realizadas del 1 y el 12 de octubre, se tomó después del éxito electoral de Ciudadanos en las elecciones autonómicas de Cataluña celebradas el pasado 27 de septiembre. Desde entonces, el partido que lidera Albert Rivera ha experimentado una subida notable, según todos los estudios de opinión. También en el CIS de octubre, que le coloca por encima de Podemos, aunque hay diferencias sustanciales, a la baja, en relación con el resultado que otras encuestas dan al partido de Albert Rivera.

La comparación del barómetro del CIS con el realizado por Metroscopia, publicado el pasado domingo por EL PAÍS, arroja una intención directa de voto casi idéntica, dentro de los márgenes de error posibles. Las diferencias sustanciales se producen después de las ponderaciones de cada encuesta. Los socialistas se aferran a los datos brutos, sin elaboración, basados en la respuesta espontánea de los ciudadanos, que les coloca como primera fuerza. El PP, sin embargo, considera factible y posible el pronóstico del CIS que le alza al podio.

Las diferentes interpretaciones de los partidos parten de la elaboración de los datos. El secretario de Organización del PSOE, César Luena, responsable del comité electoral, se centró en la intención directa de voto en la que su partido está a la cabeza con un 16,6% de los votos, seguido del PP, con un 15%. Ciudadanos obtiene el 11% y Podemos, en cuarto lugar, con el 8.8% de los votos. En el apartado de voto más simpatía, el PSOE también está en el primer lugar con un 19,3% de los votos, seguido del PP, con un 16.5%; un 10,4% para Ciudadanos y un 8,5% que suma Podemos. “Somos el primer partido en intención directa de voto y en intención más simpatía”, recalcó.

Seguir trabajando

Cada partido ha mirado a la casilla que más le beneficia. En el voto global se fijó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Son muchas encuestas de estimación de voto y la del CIS es muy amplia; este resultado nos anima a seguir trabajando", señaló en Navarra.

"Los datos son muy buenos, somos los únicos que crecemos; esta tendencia es la que confirman las encuestas posteriores al CIS", se congratuló José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos.

El estudio demoscópico de octubre otorga a Izquierda Unida un 4,7%, con lo que parece consolidarse un discreto crecimiento. "Los datos del CIS reflejan que IU vuelve a subir, y ahora acompañados en Unidad Popular. Paso a paso, con confianza y principios", señaló el candidato de IU, ha valorado Alberto Garzón.

Más que en otras ocasiones, ante el alto nivel de indecisos, los partidos otorgan una importancia capital a la campaña electoral que, en la práctica ya ha empezado. Entre quienes no han decidido el voto, y quienes no contestan, y ahora declaran que su voto será en blanco, se suma una bolsa de casi el 45% de ciudadanos a los que los partidos quieren sacar de esas posiciones.

¿Qué diferencia hay entre voto directo y estimación de voto?

El CIS obtiene sus resultados de “voto directo” según la respuesta que los encuestados dan a esta pregunta: Suponiendo que mañana se celebrasen elecciones generales, ¿a qué partido votaría usted? Sin embargo, aunque aparentemente no habría margen de error, los investigadores advierten de que “no constituyen una buena previsión si lo que se pretende es acercarse a los resultados de unos próximos comicios, ya que son muy altos los porcentajes de respuesta para las opciones 'No sabe' y 'No contesta”.

Por este motivo y con vistas a acercarse de una manera más fidedigna a los resultados de unas eventuales elecciones, el CIS elabora lo que denomina estimación de voto y que incluye la conocida “cocina”. Para ello, suma al voto directo un modelo de corrección basado en otras variables de la encuesta: a quién votó en las elecciones pasadas, sus respuestas a las cuestiones sobre los líderes, confianza y opinión sobre la situación actual.

Más información