Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España encabeza las operaciones antiyihadistas en la UE

Con los tres detenidos este martes en Madrid son ya 60 los arrestos de presuntos terroristas en 2015

Ampliar foto
Dos policías acompañan a un detenido en el barrio de Vallecas (Madrid). EFE

Con los tres detenidos este martes en Madrid son ya 60 los arrestos de presuntos yihadistas en España en 2015, además de 27 en el extranjero junto a cuerpos de seguridad de otros países. Un total de 162 detenciones a lo largo de esta legislatura y 626 personas arrestadas por yihadismo desde los atentados del 11-M. Son datos del Ministerio del Interior que convierten a España en "país líder en detenciones antiislamistas de Europa", junto a Francia. Los últimos informes de Instituciones Penitenciarias, de julio pasado, hablan de 170 islamistas en prisión.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, urgidas por un nivel 4 de alerta antiterrorista establecido en España tras los atentados contra la revista Charlie Hebdo de París, en enero de este año, han convertido en prioritaria la lucha contra el terrorismo islamista y adoptado una estrategia preventiva de control que se ha saldado con 60 detenciones este año en España. Las últimas, este mismo martes en Madrid, donde agentes de la Policía Nacional arrestaron a tres hombres de origen marroquí que supuestamente "pretendían atentar de inmediato" y que mantenían relaciones directas con el Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés).

Tienen entre 26 y 29 años, pero residían en la capital desde hace tiempo porque los tres contaban ya con un carné para extranjeros (NIE).

Como en la mayor parte de los casos, estaban completamente radicalizados, pero además de realizar labores de adoctrinamiento, reclutamiento y captación, estaban dispuestos a atentar: "Hay que actuar ya en España", se les había escuchado decir en una intervención telefónica, aunque no especificaban de qué manera. Un salto cualitativo con respecto a las otras 25 operaciones desarrolladas este año.

Temor a lobos solitarios

Fuentes de la investigación temían una actuación similar a las realizadas por otros "lobos solitarios" en países europeos del entorno español, lo que precipitó las detenciones. Según las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, "tenían acceso a armas", sin embargo, en los registros efectuados no se encontraron. Fuentes de la investigación aseguraron, no obstante, que "el cabecilla" y uno de los arrestados vivían en la Cañada Real Galiana (Rivas-Vaciamadrid), un "supermercado de la droga" madrileño donde no es difícil "obtener un arma de origen ilícito".

Al igual que muchos de los arrestados en los últimos tiempos, con un Estado Islámico en expansión y en plena campaña publicitaria y de captación por las redes sociales, los detenidos mantenían contactos por Internet con algunos combatientes y entre ellos. Intercambiaban contenidos, documentos y directrices con el ideario del ISIS.

El grupo estaba perfectamente jerarquizado. El líder de la célula desempeñaba labores de captación mediante la difusión de los postulados y mandamientos del ISIS, controlaba la evolución de los mismos y desarrollaba métodos de formación de disciplina terrorista. Los otros dos integrantes, uno de los cuales vivía en la zona del Puente de Vallecas, asumían el papel de actores operativos, es decir, habrían sido los encargados de realizar los supuestos actos terroristas.

Esta última operación policial está en la línea de trabajo que la Policía Nacional está siguiendo en la lucha contra el terrorismo yihadista, para neutralizar todo tipo de amenaza. La coordinan el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y la han desarrollado los agentes de la Comisaría General de Información.

Más información