Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía registra las viviendas de Jordi Pujol y de tres de sus hijos

El juez indaga los movimientos bancarios del primogénito en Andorra

Jordi Pujol y su esposa salen de su casa.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han registrado la mañana del lunes los domicilios particulares del expresidente catalán Jordi Pujol y de tres de sus siete hijos. Los agentes han entrado en las viviendas de Jordi Pujol Ferrusola (alias Júnior) y dos de sus hermanos, Josep y Pere, por orden del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. También están registrando las empresas de los tres hermanos; entre otras, MT Tahat (de Josep) y Blau Consultoría (de Pere).

En el operativo se incluyen 15 registros en domicilios y empresas de los Pujol, aunque no se prevé la detención de ningún miembro de la familia. Ni el expresidente de la Generalitat ni su mujer, Marta Ferrusola, están siendo investigados en esta causa. Los agentes, sin embargo, han accedido a su piso (en la ronda General Mitre de Barcelona) porque su hijo mayor vive temporalmente con ellos. Pasadas las 11 horas, la Policía ha dado por finalizado el registro y se ha llevado del domicilio varias cajas con documentación, informa Antía García. Hacia mediodía, Jordi Pujol Ferrusola ha abandonado la vivienda.

La Policía también está registrando el domicilio de la exesposa de Jordi, Mercè Gironés, así como en las viviendas de diversos empresarios. Uno de ellos es Carles Vilarrubí, vicepresidente segundo del FC Barcelona. Los agentes también han efectuado registros en la casa de Carles Sumarroca, quien se halla imputado en las diligencias de juzgado central número 5 de la Audiencia Nacional por presunto pago de comisiones ilegales al hijo mayor del expresidente de la Generalitat.

En esa investigación se enmarcan, precisamente, los registros de hoy. El juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional mantiene imputado al primogénito de los Pujol por blanqueo de capitales y fraude fiscal.

El operativo llega una vez analizados los miles de documentos bancarios que las autoridades de Andorra han remitido al juez de la Mata, titular del Juzgado Central 5 de la Audiencia Nacional (el antiguo juzgado de Garzón y el que sigue instruyendo el caso Gürtel). Esos papeles reflejan, según las mismas fuentes, cientos de operaciones y movimientos presuntamente delictivos en los que Júnior tuvo un papel clave. Se trata de los movimientos que ha cosechado la cuenta que la familia posee en Andorra desde su nacimiento hace más de 20 años. Y las cantidades que ha movido son, según fuentes jurídicas, muy elevadas.

Uno de esos documentos es un manuscrito de 2001 que el expresidente catalán envió a Andbank. Allí expuso que, aunque la cuenta estaba formalmente a nombre de su hijo mayor, el dinero era en realidad suyo. Ese manuscrito prueba, según la Policía, que Pujol mintió al afirmar que la herencia oculta por su familia en ese país procedía de una herencia paterna y que él había quedado al margen.

La Audiencia Nacional comenzó a investigar a Jordi Pujol Ferrusola a partir de una denuncia de su exnovia, Victoria Álvarez. La mujer explicó, primero a la policía y después al juez, que Júnior traía a España “bolsas con billetes de 500 euros”, además de detallar otras presuntas ilegalidades. La investigación policial posterior reveló que el hijo mayor del expresidente había recibido ocho millones de euros en comisiones ilegales entre 2004 y 2012 a cambio, presuntamente, de adjudicaciones.

Júnior, en casa de los padres tras operarse por un accidente

JESÚS GARCÍA

La Policía no tenía previsto entrar en casa de Jordi Pujol y Marta Ferrusola porque la investigación se centra solo, por ahora, en el hijo mayor del matrimonio. Desde hace unos días, sin embargo, Jordi Pujol Ferrusola no reside en su domicilio habitual. Hace unos días, fue intervenido quirúrgicamente por una lesión en los tendones del hombro. Júnior se encuentra convaleciente de esa operación y ha decidido pasar unos días en casa de sus padres para restablecerse. La Policía ha irrumpido en la vivienda "a los únicos efectos de registrar la habitación que utiliza" Jordi Pujol Ferrusola, han puntualizado fuentes judiciales.

Las revelaciones de Álvarez fueron la espita que abrió el camino a las sucesivas investigaciones contra la familia Pujol. Las pesquisas tuvieron su clímax el 25 de julio de 2014: el expresident Pujol admitió ese día que su familia había mantenido una cuenta oculta a Hacienda en Andorra durante 34 años. El dinero, sostiene el clan, procede de una herencia de su padre, Florenci Pujol.

Una juez de Barcelona imputó a Jordi Pujol, a su mujer Marta Ferrusola y a cuatro de los hijos del matrimonio (Marta, Mireia, Pere y Oleguer) por la fortuna oculta en el extranjero y ante las sospechas de que el dinero proceda, en realidad, de la “corrupción política”. Hasta ahora, la familia no ha aportado documentos que prueben ese legado. El mismo Jordi Pujol Ferrusola fue citado a declarar más tarde, cuando sus hermanos le señalaron como el responsable de gestionar las cuentas en Andorra y de hacer crecer el patrimonio presuntamente legado por el abuelo.

Hasta ahora, las dos investigaciones (la de Barcelona y la de Madrid) habían discurrido en paralelo, aunque tenían claros nexos en común; el más evidente, el de Andorra. Las cosas empezaron a cambiar en junio de este año, cuando, tras una primera negativa, las autoridades judiciales del país de los Pirineos accedieron a enviar al Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional la información bancaria que había requerido sobre Jordi Pujol Ferrusola y su exmujer, Mercè Gironés.

La información enviada por Andorra es ingente y abarca las cuentas de Júnior en entidades de aquel país (Andbanc y Banca Privada de Andorra) desde la década de los 90. La legislación andorrana no contempla el fraude fiscal como delito, de modo que la Audiencia Nacional solo puede utilizar los datos que ha recibido para atribuir al primogénito delitos de corrupción.

La Fiscalía Anticorrupción sostiene, en un informe de hace apenas dos semanas, que Júnior “dirigió y gestionó durante décadas” multitud de “negocios económicos” de la familia y diferentes actuaciones “para lograr el blanqueo de los capitales. Y concluye que la investigación para conocer el origen de “la fortuna amasada por los hijos del expresidente de la Generalitat no puede desarrollarse de modo autónomo”. Por eso piden a la juez de Barcelona que traspase la investigación a la Audiencia Nacional para que ésta coordine todas las actuaciones contra los Pujol.

Si el pasado 21 de octubre la Guardia Civil registró la sede de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) en el marco de la trama del 3%, ahora toca en casa de varios hijos del fundador del partido, y la operación la desarrolla la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la élite policial en investigaciones sobre corrupción.

Más información