Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un hombre ingresa en la cárcel de Palma por matar a golpes a su caballo

En un auto sin precedentes en España, una juez de Mallorca asegura que la muerte a palos del animal es "una aberración en el siglo XXI"

Hipódromo de Son Pardo en Palma de Mallorca en 2013. Foto: Tolo Ramón Vídeo: ATLAS

Un hombre de 41 años, identificado como Eugenio Sánchez, ha ingresado en prisión por matar a palos a su caballo tras los malos resultados que obtuvo en una competición en 2012. El hombre, que reside en Manacor (Mallorca), ha entrado este miércoles en el centro penitenciario de Palma para cumplir ocho meses de cárcel por un delito de maltrato animal, después de que se le denegara la suspensión de la pena o su sustitución por trabajos en beneficio de la comunidad. "La muerte atroz de este caballo de carreras en su propia cuadra del hipódromo es una aberración en el siglo XXI", manifestó en el auto, dictado el 21 de septiembre, la juez encargada del caso.

La presidenta del partido animalista PACMA, Silvia Barquera, asegura que es la primera vez que alguien entra en la cárcel en España por este delito.

En el auto, la juez reseñó que no existe la más mínima duda de que el caballista empleó una inusitada violencia contra el animal, al golpearlo brutalmente y hacerle sufrir. El reo usó una barra con la que le partió el cuello al equino cuando este intentaba escabullirse de la paliza, propinada en una cuadra del hipódromo.

La juez señaló que el caso de la muerte de Sorky das Pont, como se llamaba el caballo, "generó una legítima indignación en la ciudadanía" y subrayó que no veía posible sustituir la pena de cárcel porque "sería garantizar de manera absurda, ilógica y contraproducente un beneficio que le evite la pena de prisión impuesta en firme y con su expresa conformidad".

El condenado, que admitió los hechos, reaccionó de manera violenta contra el equino porque este fue descalificado —por saltar y perder el paso al trote— en una carrera, el pasado 30 de diciembre de 2012 en una pista de Manacor. Once trotones se disputaban tres premios que sumaban 500 euros en la competición en la que participó Sorky das Pon. En Baleares existen cinco hipódromos donde se disputan carreras al trote enganchado, con cabriolé.

Según la juez, Sánchez menospreció la vida del caballo con "un método brutal como pocos existen". Actuó de una forma tan violenta "solo porque se enfadó por la mala carrera de Sorky". La decisión de la juez destaca que una muerte a palos es una de las más angustiosas y, además, puede no ser inmediata, sino producir agonía.

El caballo, que tenía unos seis años, era macho, hijo de un semental estadounidense y de una yegua sueca. En su trayectoria había sumado 24 victorias —en 112 carreras disputadas— por las que había generado casi seis mil euros en premios a sus propietarios.

El pasado mes de mayo, la misma juez que ha dictado el auto condenó a un año de prisión al dueño de un perro que murió de inanición. En este caso el condenado aún no ha ingresado en la cárcel.

Más información