Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide que el ‘caso Pujol’ lo investigue la Audiencia Nacional

Anticorrupción cree que la causa sobre el dinero oculto de la familia no es "autónoma" de la del primogénito

Elecciones Catalanas 2015
Jordi Pujol y Marta Ferrusola votan en las eleciones catalanas del pasado 27-S.

La Fiscalía Anticorrupción cree que la investigación sobre la fortuna oculta en el extranjero de la familia Pujol debe seguir a partir de ahora en la Audiencia Nacional. Anticorrupción ha presentado un informe a la juez de Barcelona que hasta ahora ha llevado el caso sobre el patrimonio familiar del expresidente de la Generalitat para que se inhiba a favor del Juzgado Central de Instrucción 5, que investiga desde 2012 los negocios presuntamente fraudulentos del primogénito, Jordi Pujol Ferrusola.

Según ha informado la fiscalía este viernes, Anticorrupción ha tomado esta decisión tras tres años de instrucción del caso Pujol Ferrusola y más de un año después de que el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona abriera una investigación sobre el dinero oculto en Andorra de la familia del que fuera presidente de la Generalitat de Cataluña. El fiscal cree que el caso que se instruye en Barcelona no puede desarrollarse "de modo autónomo" a la causa que se sigue en la Audiencia, ya que en ambos se indaga la fortuna amasada por el primogénito, al que se relaciona con una trama de pago de comisiones a cambio de la adjudicación de obra pública.

La Audiencia Nacional abrió diligencias contra Pujol Ferrusola el 28 de diciembre de 2012 por presuntos delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública, tras la denuncia presentada por su expareja. En esa denuncia ya se desprendía "el posible origen ilícito de la fortuna amasada por él y sus hermanos", recuerda la fiscalía. Casi dos años después, en julio de 2014, el cabeza de familia y presidente de la Generalitat de Cataluña durante 23 años difundió una nota sin precedentes en la que admitía que él, su mujer y sus hijos habían mantenido durante tres décadas una fortuna millonaria en Andorra. A partir de esta confesión el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona abrió una investigación para esclarecer si, dada la existencia de este patrimonio oculto a lo largo de más de 30 años, podía haberse cometido, entre otros, un delito contra la Hacienda Pública. En esta causa están imputados el expresidente y su mujer, Marta Ferrusola, y cuatro de sus siete hijos (Jordi, Marta, Mireia y Pere). Otros dos hijos, Oriol y Oleguer, tiene también causas abiertas en los tribunales: el primero, en un juzgado de Barcelona por el llamado caso ITV; y el segundo, por blanqueo de capitales y delito fiscal en la Audiencia Nacional.

Más información