Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

87 subsaharianos, 11 menores, entran en Ceuta tras bordear un espigón

La ciudad registra el intento de acceso más numeroso desde la tragedia de Tarajal

87 inmigrantes subsaharianos han conseguido esta madrugada entrar en Ceuta a través del espigón fronterizo de Benzú, en la bahía norte de la ciudad autónoma. La entrada, en el que han participado unos doscientos inmigrantes, se ha producido a las 5.25 horas, cuando el grupo ha sorprendido tanto a la gendarmería marroquí como a la Guardia Civil, aunque dos horas antes ya había detectado la presencia de grupos de inmigrantes en las inmediaciones del perímetro fronterizo. Es el intento de entrada más numeroso de los últimos meses, incluido desde la tragedia de Tarajal.

Los inmigrantes que han accedido finalmente a Ceuta lo han hecho en dos grupos: el más grande lo ha conseguido tras bordear el espigón. Otro, más pequeño, ha llegado a nado. El Delegación del Gobierno ha destacado que la valla que corona el espigón, de 6 metros de altura, presenta serios desperfectos. Las Fuerzas de Seguridad marroquíes han contribuido a dispersar al resto de los inmigrantes que desde su territorio intentaban entrar en Ceuta.

Del grupo que ha llegado a tierra española, 11 han afirmado que son menores de edad. Un extremo que se comprobará tras la realización de las pruebas pertinentes. Todos los inmigrantes se encuentran en buen estado. Diez han sido atendidos por los servicios sanitarios al presentar heridas leves; al igual que tres agentes de la Guardia Civil, que presentaban contusiones y diversas heridas.

Al conocer la situación, el teniente general jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, Pablo Martín Arcos, se ha desplazado a la ciudad para ver in situ la situación. Tras su filiación por parte de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, los inmigrantes están siendo trasladados al CETI.