Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un hombre entrará en prisión por robar una bicicleta pública en 2008

El acusado sevillano, que entonces tenía 18 años, hoy tiene dos hijos y un trabajo estable

 reuters live!

Adrián Manuel Moreno ingresará en prisión dentro de dos semanas por haber robado en 2008 una bicicleta de Sevici, el servicio público de préstamo de Sevilla, cuando tenía 18 años. El juez le impuso entonces una condena por hurto de seis meses de prisión y ahora otro magistrado ha rechazado suspender la pena, pese a que Moreno tiene empleo estable, una pareja desempleada, un hijo de dos años y un bebé de ocho meses. Si el indulto solicitado al Gobierno no prospera, el hombre tendrá que ingresar en la cárcel el 15 de octubre. No obstante, el juez no tendría ni que esperar el indulto del Gobierno, dado que el nuevo Código Penal le permite suspender el cumplimiento de la condena sin contar con la medida de gracia.

"Ahora me corta todo, llevo ya dos años en la empresa, mi jefe está contento conmigo pero claro, me dice que cuando vuelva ya veremos", explica Moreno, cocinero en un restaurante mexicano de la capital andaluza.

A las tres de la madrugada del 14 de junio de 2008, Moreno "en unión de un menor, cogieron, sin disponer para ello de la correspondiente tarjeta de alquiler, una bicicleta marca JC Decaux, modelo Sevici, nº de matrícula 2287 que se encontraba junto al aparcamiento de bicicletas", tasada en 1.200 euros, según refleja la sentencia sobre los hechos. Cuando el joven iba subido en la bici junto a un amigo de 17 años, y por tanto menor, ambos fueron detenidos por la Guardia Civil a las afueras de Sevilla de camino de vuelta a casa.

Los jóvenes ni siquiera dañaron el sistema de anclaje de la bicicleta, ya que esta se encontraba junto a un estacionamiento, "tirada en el suelo", y ambos la vieron mientras esperaban el autobús nocturno para volver a casa.

El Juzgado de lo Penal 13 de Sevilla denegó el pasado 19 de junio sustituir la pena a la que fue condenado, basándose en que Moreno delinquió en otra ocasión. "Ya dispuso de una suspensión de la pena, sin que ello le haya reportado efecto rehabilitador alguno delinquiendo nuevamente una vez transcurrido de manera inmediata el plazo de suspensión", censura el magistrado titular del juzgado. Tras el robo de la bici, Moreno fue condenado a 10 meses por allanamiento de morada, por un delito previo cometido también cuando contaba con 18 años.

El abogado de Moreno, Ángel Bordas, alega en su recurso ante el juzgado que ha sido desestimado: "Era delincuente primario, con una edad muy joven e incluso fue el acompañante de un menor que asumió toda la culpa de tomar prestada una bicicleta (...) Así pues, no se trataba de un reo habitual". A continuación, el letrado resalta que el ingreso en prisión "frustraría los fines de prevención y reinserción social, además de condenar a una familia a vivir de la mendicidad pues ni siquiera tienen familia cercana que pueda darle cobertura alimenticia durante el tiempo que el padre no lleve el sustento a su casa".