Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

España prohibirá la cirugía estética en animales domésticos

El Gobierno aprueba adherirse al Convenio europeo sobre protección de mascotas

El texto, elaborado en 1987, solo permite cortar la cola y las orejas por razones de salud

Un bóxer con el rabo y las orejas cortadas, en Sevilla. García Cordero

Las operaciones estéticas en las mascotas tienen los días contados. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes que España se adhiera al convenio europeo sobre protección de animales de compañía. Un documento que prohíbe, según explica el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, todas las intervenciones quirúrgicas que persigan "modificar la apariencia de los animales o conseguir un objetivo que no sea curativo". Y, según recoge el texto del Consejo de Europa, eso incluye: cortar la cola y las orejas —una práctica extendida en razas como el dóberman, dogo alemán o bóxer—; seccionar las cuerdas vocales, y extirpar las garras y los dientes.

"Actualmente, cada autonomía tiene competencia de prohibir las mutilaciones o permitirlas. En siete comunidades está vetada la práctica: Aragón, Andalucía, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra. Mientras que, en el resto, no se hace mención expresa o bien lo permiten para mantener las características de la raza", recalca Iñaki Lavandera (PSOE), diputado del Parlamento canario, que ya propuso el pasado marzo abolir esta práctica en dicha región.

La decisión de esta tarde del Consejo de Ministros responde a una demanda política que se exige desde hace años. El Parlamento Europeo ya aprobó en 2012 una resolución que instaba a los Gobiernos comunitarios —entre ellos, al español a sumarse a este convenio de protección de mascotas, sellado en 1987. Posteriormente, en 2014, el senador Jordi Guillot (ICV) llevaba a la Cámara Alta una moción para pedir al Ejecutivo de Rajoy que se incorporase a este tratado. Una propuesta que se aprobó finalmente en abril de 2015 en la Comisión de Asuntos Exteriores del Hemiciclo, con el respaldo del PSOE y el PP.

El Ministerio de Medio Ambiente ha añadido este viernes que, una vez conseguido el visto bueno del Gobierno, el convenio del Consejo de Europa se enviará a las Cortes Generales para recibir el respaldo definitivo. De conseguirlo, "España será el Estado miembro de la Unión Europea número 18 adherido a este documento", ha apostillado el departamento encabezado por Isabel García Tejerina, que fue el encargado de proponer al Consejo de Ministros esta iniciativa.

El documento limita el uso de los animales domésticos en publicidad

La firma del convenio también limitará en España el uso de los animales domésticos en publicidad y espectáculos —"de forma que no se ponga en peligro su salud y bienestar", subraya Medio Ambiente— y obliga al Ejecutivo a tomar medida para gestionar la presencia de animales vagabundos en las ciudades. Una batería de medidas que celebra la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA): "Llevábamos más de 10 años pidiendo que España ratificase este acuerdo, que establece ahora unas líneas generales aplicables a todo el territorio nacional".

"El texto reconoce que los animales de compañía tienen una relación especial con el hombre. Además, destaca su contribución a la calidad de vida y ensalzar su valor para la sociedad", continúa el colectivo animalista, que explica cómo el convenio conlleva que los Gobiernos desarrollen programas para disuadir a que se regalen mascotas a los menores de 16 años sin el consentimiento expreso de los padres. Paralelamente, el documento contempla que, "cuando el número de animales callejeros presente un problema, se tomarán las medidas necesarias para reducir su número en una forma que no cause dolor, sufrimiento o angustia a los mismos".