Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Enresa adjudica más trabajos del silo nuclear a pesar de las incertidumbres

La empresa encarga la ingeniería de los "edificios" e "instalaciones convencionales" del ATC

Los geólogos critican que se cierre el proceso sin que esté completo el análisis de los suelos

Ampliar foto
Un cartel en la entrada del pueblo elegido para albergar la sede del almacén nuclear. EFE

La empresa pública Enresa, que se encarga de la gestión de los residuos radiactivos en España, ha adjudicado esta semana los servicios de ingeniería para elaborar el proyecto de una obra vinculada al Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), una instalación ideada para los desechos nucleares y que se encuentra en el centro de un enfrentamiento entre el Gobierno y Castilla-La Mancha. En concreto, ha adjudicado la ingeniería del "proyecto de construcción de los edificios, laboratorios e instalaciones convencionales de la instalación nuclear ATC y su Centro Tecnológico Asociado", según figura en el perfil del contratante de Enresa. La adjudicación es por 718.246,56 euros, impuestos incluidos, y la acometerá la unión de empresas Incosa-Tomás Llavador.

Fuentes de Enresa han resaltado que se trata solo de la ingeniería de este proyecto. Además, "son edificios convencionales, no nucleares", señalan estas fuentes.

Sin embargo, el paso dado por Enresa llega en un momento en el que el enfrentamiento entre la Administración central y regional es total. También, cuando la incertidumbre sobre el futuro de esta instalación es alta. Castilla-La Mancha ha decidido ampliar un área de protección ambiental próxima para incluir los terrenos en los que iría el ATC dentro. Esto supone, según ha admitido el Ministerio de Industria, que no se puede "conceder autorización alguna relacionada con el ATC". Además, la Junta está estudiando anular del plan urbanístico de Villar de Cañas, que ampara la construcción del silo y que contiene algunas "irregularidades", según un informe de esta Administración.

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos ha denunciado este jueves las "incertidumbres" que implica adjudicar este proyecto "sin haber terminado los estudios geotécnicos y geológicos del terreno". Enresa, a petición del Consejo de Seguridad Nuclear, ha encargado más sondeos para terminar de caracterizar los terrenos en los que se pretende construir el ATC.

Los geólogos también están sorprendidos por la adjudicación a la baja que ha realizado Enresa. Entre el presupuesto inicial y la adjudicación la diferencia es del 60%, según indica en un comunicado este colegio oficial. Esta organización ha denunciado la práctica "demasiado generalizada en España" de los reformados de los proyectos. "La opinión pública debe saber que la insuficiencia o no realización de estudios geológicos y geotécnicos adecuados genera desviaciones presupuestarias inadmisibles", ha alertado.

Esta proceso de adjudicación ha estado paralizado durante nueve meses, desde que en enero se abrieron los sobre con las ofertas.También paralizada está la adjudicación de la obra principal del ATC, que cuenta con un presupuesto de 217 millones, sin contar el IVA.