Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millón de alumnos más, 30.000 profesores menos

El número de alumnos por aula no podrá bajar este curso como anunció Educación, según CC OO. UGT pide menos horas de clase para los docentes

Interior de un aula de un colegio de Barcelona.
Interior de un aula de un colegio de Barcelona.

En 2012 hubo cambios significativos para las aulas escolares españolas. Solo uno de cada 10 docentes que se jubilaban se podía sustituir por la reducción de la llamada tasa de reposición de funcionarios. Sumada a esa medida, el Ministerio de Educación cambió la ley para que las comunidades autónomas pudieran aumentar hasta un 20% el número de alumnos por aula. Quedó de la siguiente manera: un máximo de 30 estudiantes por clase en primaria; 36 en secundaria y 42 en bachillerato.

El pasado agosto, el ministerio anunció que ese cambio quedaba sin efecto porque la tasa de reposición vuelve a ser del 100% desde 2016. Todos los docentes funcionarios que se vayan serán sustituidos.

A partir de este curso, según Educación, se podían recuperar las ratios (número de alumnos por clase) previos al recorte. Es decir, 25 alumnos en primaria, 30 en secundaria y 35 en bachillerato. Los docentes alertaron entonces de que era imposible reducir ese número este curso con las plantillas actuales. Algunas comunidades, como Madrid, anunciaron que lo estudiarían a partir del curso que viene.

La federación de enseñanza de CC OO, que este martes ha presentado su informe anual de inicio de curso, añade que dar marcha atrás es “materialmente imposible” aunque a partir de ahora no se pierda ni un solo profesor. El alumnado de los centros públicos de las enseñanzas obligatorias ha pasado de 5,8 millones de alumnos en el curso 2009-2010 a 6,9 el curso pasado. Son 1.036.000 estudiantes más, según las estadísticas del Ministerio de Educación que incluye CC OO en su informe. Y dan clase con casi 30.000 docentes menos, según las estadísticas oficiales.

El profesorado de centros públicos ha bajado de 507.709 a 477.778 en las enseñanzas obligatorias, según datos del Ministerio de Hacienda. “Recuperar la tasa de reposición de efectivos significa no perder empleos, pero ¿qué pasa con los 30000 docentes perdidos hasta ahora?”, pregunta el responsable de la federación de enseñanza de CC OO, Paco García. Todos los niveles educativos de la escuela pública– salvo el tramo de infantil para niños de 0 a 2 años de edad- han aumentado el número de alumnos por clase, según el informe de CC OO. “Habría que aumentar esa tasa al 130% para recuperar ese empleo perdido”, considera García.

150 horas más de clase al año que Finlandia

El decreto de 2012 que permitía subir las ratios por aula eliminó al mismo tiempo el límite máximo de horas de clase de los docentes. _Fijó un mínimo de 25 horas en primaria (hasta entonces este era el máximo) y de 20 en secundaria (la horquilla iba de 18 a 21). Ese punto se mantiene para este curso, aunque los sindicatos docentes también han pedido que se reduzca.

El sindicato de enseñanza FETE-UGT pide que se reduzca las horas de clase en primaria y secundaria y se destine más tiempo a otras actividades como evaluación, preparación de clases, correcciones, formación o tutorías. El sindicato ha comparado el número de horas de clase anuales en España con los países de la OCDE y de la Unión Europea. El número de horas anuales en primaria (787) es un poco menor que en la OCDE (794) y está por encima de la UE (768). Los docentes españoles dan 100 horas más de clase al año que Alemania y 155 más que Finlandia o 77 horas menos que en Francia, según la comparativa de UGT, elaborada con datos de la OCDE.

En secundaria la cifra es sensiblemente superior a la media de la OCDE y de Europa, con 1061 horas frente a 905 y 882, respectivamente. Son 217 horas más que Finlandia, 70 más que Francia o 195 más que Alemania, respectivamente.