Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cameron afirma que si Cataluña se separa hará cola para volver a la UE

El primer ministro británico afirma que lo importante es que los gobiernos cumplan la ley

El primer ministro británico, David Cameron.

David Cameron, primer ministro británico, ha certificado este viernes en La Moncloa y ante Mariano Rajoy que los planes independentistas de Artur Mas para Cataluña dejarían a esa comunidad fuera de la Unión Europea y la situaría a la cola de otros países candidatos que quieren negociar su futuro ingreso. El presidente del Gobierno español y su equipo llevaban semanas buscando y negociando ese pronunciamiento, que fue más allá del logrado el martes en Berlín con la canciller Angela Merkel. Cameron ha subrayado, además, que Cataluña, España y Europa "estamos mejor juntos y somos más fuertes y más prósperos".

Mariano Rajoy ya avanzó antes del verano a algún relevante dirigente del PP muy implicado en la campaña catalana que a primeros de septiembre se produciría una importante declaración internacional, que dejaría muy claro que una Cataluña independiente no podría continuar en la UE. Esa es la clave de la campaña actual del Gobierno para hacer frente al desafío catalán y ese mensaje se ha registrado este viernes en La Moncloa por parte de David Cameron, que acudía con el pedigrí de haber impulsado en su día un referéndum sobre la continuidad de Escocia en el Reino Unido y luego de ganarlo. Los propios dirigentes de la lista conjunta soberanista Junts pel Sí han utilizado en alguna ocasión el precedente escocés como un espejo en el que mirarse.

Al primer ministro británico, por tanto, se le preguntó expresamente este viernes en su visita institucional a La Moncloa si con su experiencia sobre lo ocurrido en Escocia tenía algo que recomendarle a Rajoy para afrontar ahora este problema catalán. Y también si creía que, tras una hipotética proclamación unilateral de independencia en Cataluña por Mas y sus socios, ese territorio podría continuar en la Unión Europea. Cameron se esperaba la pregunta, avisado por La Moncloa, y llevaba muy articulada su respuesta.

Lo primero que quiso subrayar el mandatario británico fue que, aunque las situaciones "no son iguales", sí hay paralelismos en que Reino Unido y España son dos grandes naciones con una "historia muy larga". Y a continuación reflejó un discurso positivo sobre las ventajas de seguir juntos en el mismo club europeo: "Estamos mejor juntos, somos más fuertes, somos más prósperos y debemos permanecer juntos".

Luego, Cameron engarzó la advertencia legal, tras aclarar que esa posición de la Unión Europea ya había quedado muy fijada y nítida para la campaña del referéndum escocés: "Es importante que ante cualquier situación, los países, los gobiernos, los primeros ministros y aquellos que quieran tomar otro camino cumplan con el imperio de la ley y se ajusten al imperio de la ley".

Sobre los planes concretos de Mas y la lista independentista, Cameron sí apeló a la postura oficial marcada reiteradas veces por la UE y por muchos expertos constitucionales: "Si una parte de un Estado declara la escisión de ese Estado, ya no forma parte de la UE y tiene que empezar a hacer cola detrás de otros países candidatos que solicitan su entrada en la UE. Esa es la postura de la Comisión Europea y de cualquier experto constitucional en toda Europa".

Rajoy apostilla

Tras escuchar a Cameron, Rajoy reiteró algunas ideas que repite en todos sus mítines y ruedas de prensa. En ese sentido remachó que no piensa hablar ni dialogar con Mas sobre la independencia de Cataluña "porque no se puede dar" y porque no se le puede plantear al presidente del Gobierno de España una discusión sobre "la unidad y la soberanía nacional".

El presidente español entiende que la discusión sobre lo que debe ser España "no le corresponde" ni a él ni a Mas ni a un parlamento concreto ni siquiera a las Cortes Generales. Rajoy y el PP mantienen que ese asunto debería dilucidarlo en todo caso el conjunto de los españoles, aunque tampoco están promoviendo una consulta nacional al respecto.

Rajoy acudirá este sábado a Lloret de Mar (Girona) para clausurar la Escuela de Verano del PP, que este año se ha programado oportunamente en Cataluña, para formular esos mensajes en directo a los catalanes. El PP está buscando celebrar en Cataluña más actos y mítines durante la campaña en los que participen líderes europeos para reafirmar la misma idea.

El líder y candidato popular sabe que las autonómicas del 27-S son una etapa clave en su carrera para ganar las generales de diciembre, en las que pretende presentarse como el campeón de la estabilidad, la seguridad y la cohesión política y económica de España. Rajoy, además, volvió a atacar la credibilidad de Mas fue al descalificarle como un responsable público que "no tiene en sus parámetros qué es cumplir la ley".

Más información