Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un inmigrante fallece y otros 12 son rescatados al naufragar su lancha

La embarcación ha encallado entre las rocas de la bahía norte de Ceuta, una zona conocida por unas fuentes corrientes marinas

Algunos compañeros del inmigrante subsahariano ahogado esta mañana al naufragar la lancha con la que intentaban llegar a Ceuta.
Algunos compañeros del inmigrante subsahariano ahogado esta mañana al naufragar la lancha con la que intentaban llegar a Ceuta. EFE

Un joven subsahariano, de entre 20 y 25 años, ha fallecido ahogado este lunes después de que naufragara la pequeña embarcación de fibra en la que intentaba alcanzar la costa de la ciudad autónoma junto con otras 12 personas que han sido rescatadas con vida.

El naufragio se ha producido en torno a las 11.25 horas cuando la pequeña embarcación, provista de un motor fueraborda, ha encallado entre las rocas de los Isleros de Santa Catalina, en la bahía norte de Ceuta. La zona es conocida porque tiene unas fuentes corrientes marinas que hacen muy peligrosa la navegación. Fuentes policiales creen que los inmigrantes se lanzaron al agua creyendo que se encontraban ya muy cerca de la orilla y que se despistaron por la intensa niebla que esta mañana rodeaba la bahía de Ceuta. Las mismas fuentes entienden que dada la potencia del motor de la lancha, la intención del grupo era llegar a la península y no a Ceuta.

Cinco de los inmigrantes han conseguido alcanzar unas rocas y han sido rescatados por un pesquero marroquí que estaba faenando en la zona. El patrón del pesquero ha llevado a los subsaharianos, todos hombres, a una lancha de Salvamento Marítimo. Otros siete consiguieron llegar a nado hasta tierra firme, donde han sido auxiliados por Cruz Roja, que les proporcionó alimentos, ropa de abrigo, mantas y atención sanitaria.

La Guardia Civil localizó a otro de los subsaharianos medio sumergido entre las rocas y pese a que los servicios sanitarios y los efectivos de Cruz Roja intentaron reanimarle durante varios minutos tan solo pudieron certificar su fallecimiento.

Por otra parte, se ha abierto una investigación para conocer la situación administrativa de la embarcación, que está matriculada en Ceuta, y de la que en principio no consta que hubiera sido denunciado su robo.

La Asamblea de Ceuta, que en esos momentos estaba celebrando un pleno, ha suspendido la sesión y ha guardado un minuto de silencio en señal de duelo por lo sucedido. Precisamente este lunes se iba a debatir en la Cámara ceutí dedicar un monumento a los inmigrantes. El homenaje se materializaría con una estatua alusiva que manifieste el "apoyo, respeto y consideración a todas las personas que encuentran en la emigración una forma de labrarse una vida digna".