Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide edad de jubilación y sueldo mínimo iguales en Europa

Los socialistas aprovechan la crisis griega para proponer una reforma profunda que aumente la cohesión de la zona euro

El PSOE pide edad de jubilación y sueldo mínimo iguales en Europa

Otra Unión Europea. Con otra toma de decisiones, impuestos comunes, un tesoro público europeo, un salario mínimo y una edad de jubilación común para todos los países y un seguro de desempleo equivalente. El PSOE sigue la estela de los Gobiernos de Francia e Italia, que buscan una refundación de la eurozona tras la crisis griega, y propone una reforma en profundidad de la UE que avance en la unión fiscal, económica y social y política. La propuesta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, se presentará el martes en el Congreso en el debate sobre el rescate a Grecia. Quieren “más Europa, pero también otra Europa”.

El Ejecutivo de François Hollande busca formar a partir de otoño una vanguardia de países para consensuar medidas hacia una unión fiscal y social, en la que se incluya un salario mínimo y un impuesto de sociedades armonizado. El PSOE se une a esa propuesta con una resolución en el mismo sentido que, de hecho, ha sido consultada con los socialistas franceses y que en septiembre será formalmente entregada al partido del presidente Hollande por el líder socialista español, Pedro Sánchez.

Iniciativas para "otra Europa"

Unión bancaria y financiera

- Aumento de la dotación del fondo único de resolución (para hacer frente a crisis bancarias), que cuando esté completo estará dotado con 55.000 millones de euros y que considera que es “claramente insuficiente”. Acceso del fondo a la financiación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

- Creación de un Fondo Europeo de Garantía de Depósitos (FEDG).

- Puesta en marca de un mercado único de capitales europeo, “acabando con la actual fragmentación”.

Unión fiscal

-Dotar a la UE de un presupuesto para el euro que financie “políticas propias de la Unión, la dotación de bienes públicos europeos y para impulsar el crecimiento”.

-Un seguro europeo de desempleo que “complemente los sistemas nacionales”.

-Armonizar el tipo mínimo del impuesto de sociedades.

-Un impuesto de transacciones financieras y un impuesto sobre las emisiones de CO2.

- Un Tesoro Europeo “que gestione flujos y emita deuda pública europea”.

Unión económica y social

-Sistema europeo de Agencias de Competitividad.

- Establecimiento de un salario mínimo europeo.

- Armonización de la edad de jubilación en la zona euro.

Unión política

-Reforma de la presidencia del Eurogrupo hacia un “ministro de Economía del euro”

- Representación única del euro en los organismos financieros internacionales.

“La crisis griega ha vuelto a mostrar las debilidades y carencias de la Unión Económica y Monetaria (UEM). La dificultad para alcanzar tasas de crecimiento económico que permitan reducir en un plazo razonable el altísimo volumen de desempleo que padecen muchas economías europeas hace muy difícil garantizar la sostenibilidad del modelo social europeo y la igualdad de oportunidades”, asegura el documento del PSOE.

El texto ha sido redactado por Jordi Sevilla, Manuel de la Rocha, Juan Moscoso y Jonás Fernández (eurodiputado), con el asesoramiento de Ángel Ubide, del equipo de expertos constituido por Sánchez.

Según el PSOE, “el acuerdo entre Grecia y sus socios europeos ofrece una oportunidad, que también es una necesidad, para rectificar definitivamente un esquema de política económica liderado por el Partido Popular Europeo que no ha sido capaz de alejar a Europa del riesgo de estancamiento económico”. Se trata, explica Juan Moscoso, de un cambio en el discurso del partido, que hasta ahora defendía la necesidad de otra política económica europea, pero que ahora ya no lo ve suficiente. “Ya no basta con que haya una orientación distinta, hace falta un cambio en la gobernanza en las instituciones económicas y del euro”, señala el parlamentario. El partido pide además un plan especial de ayuda humanitaria para Grecia, más allá del rescate de la pasada semana.

Los socialistas entienden que “resulta totalmente indispensable culminar la unión bancaria en el ámbito financiero, poner en marcha la unión fiscal, forjar la unión económica y social y estrechar la unión política de los países del euro. En definitiva, es el momento de poner en marcha un Gobierno del Euro como meta hacia una Europa federal”, señala la resolución socialista.

Los partidos españoles deberían llegar a un acuerdo para promover esas reformas, según los socialistas, empezando por la unión bancaria para “evitar que el contribuyente financie futuros rescates”. La propuesta incluye aumentar los fondos de contingencia ante futuras situaciones similares y la creación de un mercado único de capitales europeo.

El PSOE quiere también que la UE tenga un presupuesto propio que financie “bienes públicos europeos” en ámbitos como la energía, la lucha contra el cambio climático y la ciencia, así como un “seguro europeo de desempleo” que complemente a los subsidios nacionales. El objetivo, explican los socialistas, es reducir la carga que soportan en solitario Estados con una alta tasa de paro cíclica, como Grecia y España.

Ese presupuesto se dotaría de ingresos a partir de nuevos impuestos europeos como un tributo a las transacciones financieras o un impuesto a las emisiones de CO2. El impuesto de sociedades, además, debería estar armonizado en su tipo mínimo. La unión fiscal estaría respaldada por un “Tesoro europeo” con capacidad para emitir eurobonos.

Los socialistas proponen un mercado de trabajo con un salario mínimo para toda la zona euro, y con una edad de jubilación similar para todos los Estados.

El cambio integral de la Unión que quiere el PSOE, para cuya consecución sería necesaria incluso una reforma de los tratatos constitutivos, incluye también una reforma de la presidencia del Eurogrupo para convertirlo en un “ministro de Economía del euro con poderes reforzados”.

“El acuerdo sobre Grecia para el tercer rescate no es el final de un proceso, sino que debe marcar el comienzo de una etapa muy distinta en Europa”, concluyen los socialistas.

El Congreso debatirá mañana el tercer rescate a Grecia

Los socialistas apoyan el rescate a Grecia que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quiere someter a votación mañana en el Congreso, pero quieren que la oportunidad sirva para proponer, negociar y votar su documento de reforma de la Unión Europea. En principio, solo la Izquierda Plural votará en contra del rescate, pero los grupos están a la espera de conocer el documento definitivo que los populares van a presentar a votación. El Gobierno pidió la celebración de ese pleno del Congreso para debatir sobre el tercer rescate a Grecia, pese a que no estaba obligado a ello.

El PSOE respalda el acuerdo porque “ha evitado la salida de Grecia del euro y, por tanto, la ruptura de la moneda única”, pero lo ven “insuficiente”, y por eso ahora abogan por “seguir una ruta distinta” en Europa, reflexionan en el documento que defenderá en la Cámara baja. Recuerda que el acuerdo se alcanzó “al límite y que fue gracias a la presencia e insistencia de Gobiernos socialistas y socialdemócratas en el Consejo Europeo”, como los de Francia e Italia.

El acuerdo alcanzado por el Eurogrupo es apoyado por el resto de grupos en el Parlamento español, salvo la Izquierda Plural, que entiende que el pacto no ayuda a la recuperación de la economía griega.

“Usted sabe perfectamente que esa deuda no se puede devolver”, espetó el portavoz de Economía del grupo, Alberto Garzón, al ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso el pasado 23 de julio.

Más información