Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro subsaharianos ahogados al intentar llegar a nado a Ceuta

La Marina marroquí encontró los cuerpos y rescató con vida a otras tres personas

Cuatro subsaharianos ahogados al intentar llegar a nado a Ceuta

Cuatro subsaharianos murieron este domingo ahogados cuando trataban de llegar a nado a la ciudad de Ceuta desde las costas marroquíes próximas, según informó el ministerio marroquí del Interior en un comunicado. Los cadáveres de los subsaharianos, cuya nacionalidad no ha sido precisada, fueron encontrados por una patrulla de la Marina Real marroquí en las cercanías de Belyunech, en la frontera norte de Ceuta.

Tres compañeros suyos pudieron ser rescatados con vida por la misma patrulla de la Marina. Se desconoce si los siete inmigrantes habían salido a nado desde la costa marroquí o eran náufragos de una patera, ya que en los veranos el tráfico de pateras aumenta en las costas.

No obstante, horas antes, una patera con 11 subsaharianos había sido detectada a la deriva en aguas del Estrecho de Gibraltar después de sufrir una parada del motor. Salvamento Marítimo y Marruecos iniciaron las labores de búsqueda, que continuaban a última hora de ayer. Según informaron fuentes de la Guardia Civil, la alerta la dio una cooperante de una organización no gubernamental que avisó sobre la presencia de la embarcación ilegal en el mar. La patera salió aproximadamente a las 13.30 desde la zona de los bosques de Beliones —próxima a la frontera con Ceuta— y al poco de iniciar la travesía se le paró el motor. Fueron los propios inmigrantes los que alertaron telefónicamente.

Salvamento Marítimo y la Marina Real marroquí pusieron en marcha un dispositivo de búsqueda de la patera después de conocer que inició la travesía ilegal desde la zona próxima a Benzú en Ceuta. Hacia las 18.00 de la tarde se conocía la noticia de que se habían rescatado cuatro cuerpos y tres supervivientes, pero no se había confirmado si eran parte de la tripulación de la patera que estaba siendo buscada. Si así fuera, otras cuatro personas permanecerían desaparecidas en aguas del Estrecho.

Un total de 7.696 inmigrantes fueron expulsados de España en 2014, comprendiendo tanto los extranjeros internados en un CIE, como los que no les fue impuesta la medida cautelar de privación de libertad deambulatoria, según la respuesta dada por el Gobierno en el Congreso de los Diputados, a una pregunta de la diputada del PSOE Ángeles Álvarez, quien quería conocer el número de personas repatriadas desde los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) en 2014.

Andalucía es la comunidad de donde más extranjeros se expulsaron de España, con un total de 1.298, seguida de Madrid con otros 1.263; después se encontraría Cataluña con 836 y la Comunidad Valenciana con 831, seguidas de Castilla y León con 698 expulsiones. Del total de expulsados el año pasado, a 3.483 les fue aplicada la medida cautelar de internamiento preventivo previa autorización judicial en un Centro de Internamiento de Extranjeros. En concreto, 644 pertenecían al CIE de Algeciras, otros 552 al de Barcelona, 1.237 al de Madrid, 619 al de Murcia, así como 391 al de Valencia, otros 15 de Las Palmas, y 25 del CIE de Tenerife.

Escondidos en los bosques de las ciudades autónomas

EFE

Pese al proceso de regularización abierto por el estado marroquí en 2014 y que permitió la legalización de casi 30.000 personas, un número considerable de subsaharianos lo han desestimado y han preferido permanecer escondidos en los bosques cercanos a Ceuta y Melilla para tratar de acceder a las ciudades españolas.

Los alrededores de Melilla fueron desalojados de inmigrantes ilegales a principios de año por la policía marroquí, pero no así los de Ceuta, donde los subsaharianos son visibles en las carreteras vecinas, desde las que suelen mendigar a los automovilistas.

Más información