Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ollero defiende su imparcialidad para enjuiciar la ley de la aborto

El magistrado del Tribunal Constitucional dice que actuará conforme a "criterios jurídicos"

El expresidente del Constitucional, Pascual Sala y el magistrado Andrés Ollero.

"No estoy en el Tribunal Constitucional [TC] para intentar que prevalezcan mis juicios políticos ni morales, sino para utilizar criterios jurídicos, lo cual no quiere decir que lo que yo ponga en una sentencia no sea lo que a mí me parece lo ideal", ha manifestado este martes Andrés Ollero Tassara. El magistrado del TC ha defendido su imparcialidad para resolver el recurso contra la ley del aborto —presentado en 2010—, que fue aprobada el mismo año por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque la opinión pública "presuponga" que no es un "entusiasta" de la interrupción voluntaria del embarazo.

El magistrado Andrés Ollero Tassara, exdiputado del Partido Popular durante 17 años, ha reiterado que sus creencias personales no afectarán a la sentencia del recurso de inconstitucionalidad planteado por el Partido Popular contra la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, y que continúa sin resolverse cinco años después. Ollero ha defendido su objetividad en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Aunque no se ha pronunciado específicamente sobre su rechazo o no hacia la ley del aborto, Ollero Tassara sí ha querido dejar claro que él no dijo en un artículo que "España fuera un paraíso abortista" con el Gobierno de Zapatero, sino que era una cita de un informe del Consejo de Estado defendiendo precisamente la normativa. El magistrado ha escrito algunos artículos en los que mostraba posiciones no favorables a la interrupción voluntaria del embarazo.

Andrés Ollero Tassara dirige el ciclo de conferencias Tribunal Constitucional: logros y dudas, que se desarrolla esta semana en la UIMP. Respecto a la desconfianza que pueda suscitar en la ciudadanía que los magistrados sean propuestos por los grandes partidos, ha subrayado que ellos actúan de forma independiente, sin atender a presiones políticas de ningún tipo, sino conforme a la normativa constitucional.

Otro de los ponentes del curso es el presidente emérito de TC y del Tribunal Supremo (TS) Pascual Sala, que se ha referido a la posible declaración unilateral de independencia catalana. Sala no ha querido hacer juicios "futuribles" de cómo actuaría el TC en tal caso, pero sí ha manifestado que espera soluciones políticas "proporcionadas, adecuadas y razonables" al "problema" que existe en las relaciones entre Cataluña y el resto de España porque, en su opinión, la actividad política de las dos partes "es necesaria" para encontrar soluciones.