Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos pide acabar con “la estalinista burocracia universitaria”

Albert Rivera llama a los demás partidos a un pacto nacional por la educación

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha llamado este lunes a un “pacto por la educación” para renovar un modelo que “se ha caracterizado por el fracaso escolar” y “por el sectarismo”. El líder del partido de origen catalán ha presentado en Madrid junto al economista Luis Garicano la cuarta parte del programa económico, un documento en el que la formación plantea un cambio radical de mentalidad en el sistema de selección y de motivación de los profesores universitarios, propone una reforma del modelo de financiación de los centros y arremete contra la “omnipresente y la estalinista burocracia universitaria”. Rivera ha criticado las “reformas y contrarreformas” llevadas a cabo por los distintos Gobiernos de PP y PSOE, que, según su análisis, han logrado un “modelo obsoleto, que no ha incorporado materias importantes como la comunicación, los idiomas, la inteligencia emocional”. La educación debe plantearse, ha afirmado, como “palanca de cambio de la sociedad y mejor arma para la economía”.

Ciudadanos no persigue, por tanto, una reforma educativa sino un pacto nacional por la educación. “¿Se les ocurre un mejor partido político que Ciudadanos para fomentar el diálogo? ¿Creen que Podemos va a poder llegar a acuerdos con el PP si no les sienta Ciudadanos a la mesa?”, se ha preguntado antes de sentenciar: “Somos el único partido capaz de sentar a la mesa, a PP, PSOE y si hace falta a Podemos”.

Garicano, que ha criticado la “endogamia” de los ecosistemas universitarios, aludiendo a Podemos como “partido de profesores”, ha destacado que “cambiar los valores requiere de un nuevo sistema educativo, y crear empleo requiere de un nuevo sistema educativo”. Ciudadanos rechaza, en definitiva, la "descomunal burocracia", el "marcado carácter endogámico" y la "burbuja académica" de las universidades, para las que plantea una financiación pública por objetivos según especialización, impacto internacional de la investigación y tasa de empleo de los graduados. El documento presentado arremete abiertamente contra “la omnipresente y estalinista burocracia universitaria”.

Para las universidades, Ciudadanos plantea vincular a los resultados una parte de la financiación de los centros." Es necesario que un 20-25% de la financiación dependa de resultados y revierta directamente en los departamentos y centros que los han generado", señala el documento. También quiere establecer pruebas públicas para la contratación directa, dar más poder al rector pero haciendo que rinda cuentas de su labor y evaluaciones externas de la calidad de la investigación.

En la educación no universitaria, la formación emergente propone un pacto de largo alcance, que "mire a una generación, no a una legislatura o a un Gobierno" para garantizar "igualdad de oportunidades" a todo el mundo, y hace hincapié en el plurilingüismo. "Educar a nuestros hijos en un solo idioma (sea español o catalán o euskera a gallego) es educarles en un modelo desfasado que les deja en clara desventaja frente al resto de los alumnos europeos".