Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Desaparecidos tres periodistas españoles en la guerra de Siria

Fuentes gubernamentales no quisieron dar por hecho el secuestro, aunque admitieron que hay indicios de que han sido "retenidos"

José Manuel López, Ángel Sastre y Antonio Pampliega, en Siria.

La pesadilla se repite. Tres periodistas españoles —Antonio Pampliega, José Manuel López, y Ángel Sastre— están desaparecidos en Siria desde hace 10 días y el Gobierno teme que hayan sido secuestrados por algún grupo armado. La última vez que se tuvo contacto con ellos fue el 12 de julio. Se encontraban en la ciudad de Alepo, al norte del país, bajo control del Frente Al Nusra, la filial siria de Al Qaeda. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación no quiso hacer ningún comentario y se limitó a señalar que está "al corriente de la situación" y "trabajando en el asunto". Los tres periodistas, que trabajaban como freelance (es decir, por cuenta propia), habían entrado dos días antes a Siria procedentes de Turquía.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que el Gobierno actuará "con todas las medidas" a su alcance, "con todas las capacidades de inteligencia y de las Fuerzas de Seguridad" para liberar a los periodistas si se confirma que es un secuestro. "Primero hay que saber qué ha pasado", quién los tiene retenidos, "con qué objetivo" y si "buscan un rescate", declaró a la agencia Servimedia. La zona donde desaparecieron ha sido escenario de intensos combates en los últimos días. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó el pasado viernes de que al menos 11 personas murieron en bombardeos del régimen sirio —helicópteros cargados con barriles explosivos— al norte de la provincia, mientras que el lunes fue la coalición liderada por EE UU la que lanzó ataques aéreos contra posiciones del autodenominado Estado islámico (EI).

La propia Alepo, segunda ciudad de Siria, se encuentra dividida desde julio de 2012 entre las fuerzas leales al presidente Bachar El Asad y el frente Al Nusra, la filial siria del grupo terrorista Al Qaeda. Debido a la caótica situación de la zona, con difíciles comunicaciones, fuentes gubernamentales no quisieron dar por hecho el secuestro, aunque admitieron que hay indicios de que han sido "retenidos". El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo a Efe que la última vez que fueron vistos Pampliega, López y Sastre fue el 11 de julio en una furgoneta blanca, junto a su traductor sirio, en la zona de Al Maadi, en la parte vieja de Alepo, donde fueron interceptados por hombres armados con ropas de estilo afgano.

Los tres entraron el pasado día 10 en Siria, procedentes de Turquía, para informar de la dramática situación del país árabe, sumido desde hace cuatro años en una guerra civil que se ha cobrado más de 230.000 muertos y millones de refugiados y desplazados internos.

Los tres eran freelance, por lo que trabajaban por libre para distintos medios de comunicación. Antonio Pampliega, madrileño, ha sido colaborador de EL PAÍS y ha formado parte del equipo del programa Infiltrados, emitido por Cuatro, así como autor del blog Un mundo en Guerra, donde explica su cobertura de distintos conflictos bélicos desde 2010. Ángel Sastre, por su parte, ha colaborado con Cuatro, Onda Cero o La Razón, ha recorrido con su cámara diversas zonas de conflicto en América Latina y Oriente Próximo y ha sido galardonado con el Premio Larra 2010, que distingue a periodistas menores de 30 años. También el fotoperiodista leonés José Manuel López ha recibido numerosos premios por su trabajo (el más reciente el Px3 Prix de fotografía de París) que le ha llevado a recorrer más de 60 países y a publicar en L’Espresso o Le Monde.

La desaparición de los perioditas se había mantenido en secreto para facilitar una eventual negociación con sus captores, pero la noticia la difundió la edición digital de Abc. "Cuanto más publicidad se le dé al caso, más subirá el precio que pedirán sus secuestradores", advierte un experto. Las familias pidieron, a través de un comunicado, "paciencia, respeto y discreción".

Pampliega, López y Sastre no son los primeros periodistas españoles secuestrados en Siria. Marc Marginedas, de El Periódico de Catalunya, fue secuestrado en Hama el 4 de septiembre de 2013 y liberado el 1 de marzo de 2014; mientras que Javier Espinosa, de El Mundo, y el fotógrafo Ricardo García Vilanova fueron secuestrados el 16 de septiembre de 2013 en Tal Abyad y liberados el 29 de marzo de 2014.

Las gestiones para liberarlos fueron largas y complejas y corrieron a cargo, principalmente, del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que desplegó una red de antenas en la zona. Este despliegue fue desmantelado tras su liberación, por lo que el CNI tendrá que recuperar ahora sus contactos.

Días decisivos

Los expertos estiman que los primeros días son decisivos, ya que en ocasiones los extranjeros son capturados por bandas armadas sin capacidad para mantener un largo secuestro. Eso es lo que sucedió con el fotógrafo Andoni Lubaki, que en enero de 2013 fue retenido durante 12 horas en Alepo junto a dos periodistas extranjeros y un intérprete.

En los últimos años el secuestro de periodistas se ha convertido en una fuente de financiación para los grupos armados en Siria. Según Reporteros sin Fronteras (RSF), 27 periodistas fueron secuestrados en Siria en 2014, de los que una veintena seguían retenidos a final de año.

Espinosa, Marginedas y García Vilanova estuvieron en poder del Daesh (Estado Islámico), que degolló a los rehenes británicos y estadounidenses, ante la negativa de sus Gobiernos a pagar rescates, mientras que negoció la liberación de los demás. Todo apunta a que Pampliega, López y Sastre habrían caído en poder en Al Nusra, enfrentada tanto al régimen de El Asad como al propio Daesh.

27 periodistas secuestrados en Siria durante 2014

Un total de 27 periodistas fueron secuestrados en Siria en 2014, de los que una veintena continuaba retenido a finales de año, en su mayoría informadores locales que se encuentran en poder de los grupos armados, según el Informe Anual 2014 de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Este martes se ha conocido el secuestro de los periodistas españoles Antonio Pampliega y Ángel Sastre y el fotoperiodista José Manuel López.

El último secuestro de informadores españoles en Siria tuvo lugar en 2013, cuando fueron secuestrados Marc Marginedas, de 'El Periódico'; Ricardo García Vilanova, fotorreportero 'freelance', y Javier Espinosa, corresponsal del diario 'El Mundo', los dos últimos por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS), en la provincia de Raqqa.

El 2 de marzo de 2014 fue liberado Marginedas, tras seis meses en cautividad. Ese mismo mes, el día 30, también fueron liberados Espinosa y García Vilanova.

El año pasado, con la publicación de su Informe Anual, RSF denunció que el ISIS había puesto en marcha en Siria una táctica de secuestros y decapitaciones de periodistas, cuyo punto álgido fue la ejecución, grabada en vídeo y difundida por las redes sociales e Internet, de los reporteros estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Más información