Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oportunidad perdida de IU

Cuatro fundadores de la coalición admiten que el partido no ha cumplido su propósito

Sartorius (primero por la derecha), Iglesias (tercero) y, tras él, Cristina Almeida, en la presentación de Izquierda Unida en abril de 1986.
Sartorius (primero por la derecha), Iglesias (tercero) y, tras él, Cristina Almeida, en la presentación de Izquierda Unida en abril de 1986.

Pablo Iglesias acaba de dar un portazo a Izquierda Unida que ha explicado en términos de estrategia: en España, escribió el líder de Podemos en un artículo publicado en EL PAÍS, la “izquierda sigue social y culturalmente arrinconada”, y vincular su partido a IU solo da armas a sus adversarios. En su argumentación de ese no a una alianza con la federación de izquierdas, Iglesias hizo además una enmienda a la totalidad del proyecto político de IU. “El fracaso de la izquierda comunista se constató tras la Transición”, expresó. Cuatro fundadores de la coalición de partidos nacida en 1986 al calor de la movilización anti OTAN —Nicolás Sartorius, Gerardo Iglesias, Cristina Almeida y Antonio Elorza—, desvinculados ya de IU, reconocen que el proyecto que pusieron en marcha hace casi tres décadas no ha cumplido el objetivo con el que nació.

Gerardo Iglesias (Mieres, 1945) heredó en los años ochenta la secretaría general del Partido Comunista tras Santiago Carrillo y lideró IU hasta casi los noventa, como predecesor de Julio Anguita. Hoy se declara votante de Podemos. El partido de Iglesias es “la referencia más esperanzadora de cambio que hay en este país mientras no se demuestre lo contrario”, sostiene. El exdirigente comunista no teme reconocer que IU “no ha respondido al proyecto que se formuló en sus orígenes”. “IU ha perdido una oportunidad histórica, porque hace 30 años apareció con un mensaje bastante similar al que plantea Podemos”. El propósito con el que siete formaciones se unieron bajo las siglas de IU, entre ellas el PCE, fue “tratar de superar la incapacidad y obsolescencia de los partidos tradicionales”, cuenta Gerardo Iglesias.

“La aparición de Podemos marca el fracaso de IU para haber protagonizado la renovación de la izquierda”, concluye el exlíder del PCE. El partido se recluyó en las instituciones y abandonó la calle, opina. Y no ha renovado su discurso. ¿Qué papel le queda al hijo político? "A estas alturas no sé muy bien qué es lo que puede hacer. Tuvo mucho tiempo para hacer muchas cosas que no hizo”, contesta Gerardo Iglesias, que reflexiona y añade: “Hay que apoyar a las nuevas fuerzas que entienden mejor lo que está pasando”.

También la abogada Cristina Almeida (Badajoz, 1944), en cuyo despacho se celebró la primera reunión fundacional de IU, admite que la coalición ha sido “una oportunidad perdida”, y aboga por que se integre en el partido de Iglesias. “A lo mejor pueden encontrar su sitio apoyando a Podemos, que entre gente de IU a aportar ideas políticas”. En el 86 la jurista hoy jubilada aceptó la invitación a fundar IU por un motivo: “Siempre me ha parecido fundamental la unidad de la izquierda”. Ahora lamenta el futuro que depara a los miembros del partido. “Son gente preparada con mucha experiencia política que han dado mucho por la democracia en este país”.

El alma del proyecto de IU fue Nicolás Sartorius (San Sebastián, 1938). El aristócrata y abogado es actualmente el vicepresidente de la Fundación Alternativas, vinculada al PSOE. Sartorius pasó seis años encarcelado durante la dictadura franquista. La enmienda del líder de Podemos a la aportación histórica de los comunistas españoles le escuece sobremanera. Denota, en su opinión, una “gran ignorancia” de Pablo Iglesias. “En 25 años no han hecho nada”, criticó este en una dura entrevista por la que luego se disculpó. “Si no hacer nada es traer la democracia a España…”, se indigna Sartorius. “Gracias al PCE ha habido en este país una democracia sin violencia. Ese es el gran logro. Luego el PCE contribuyó a cambiar completamente los Ayuntamientos tras la dictadura, una de las grandes revoluciones de España”, enfatiza.

El portavoz en el Congreso de IU durante casi dos legislaturas considera que el partido que creó “ha tirado demasiado pronto la toalla. Se ha dejado fagocitar por el fenómeno Podemos. No hay nada peor para una fuerza política que quiere representar a una parte de la sociedad que estar mendigando entrar en otra”, apunta.

El catedrático de Ciencias Políticas Antonio Elorza (Madrid, 1943), uno de los independientes del grupo fundacional de IU, rechaza con rotundidad que Podemos liquide a la coalición. La negativa de Iglesias al acuerdo con la coalición lo interpreta en estos términos: “El proyecto de Pablo Iglesias es ser el caudillo de la izquierda, es un proyecto de afirmación personal”. El líder de Podemos, entiende, no quiere socios porque “cualquier concesión debilita su liderazgo”. “Me preocupa que desaparezca una fuerza constitucional y que sea sustituida por un proyecto caudillista. Los caudillos, aunque hagan cosas buenas, son siempre una amenaza para el pluralismo y la democracia”, señala Elorza, al tiempo que admite que “Iglesias acierta cuando dice que IU solo ha empujado del PSOE hacia la izquierda”.

Sartorius también expresa su inquietud por una eventual desaparición de IU: “Los partidos son fundamentales para la democracia”. El exdirigente de la coalición advierte del peligro de “los discursos anti partidos”. “Si defiendes que eres un movimiento de todos no hay pluralidad. La gente tiene que saber que el día que no haya partidos políticos hay una dictadura”, concluye.

Más información