Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política de pactos fractura a los votantes en dos bloques ideológicos

El 57% de los votantes se declara insatisfecho con la elección de alcaldes

La política de pactos fractura a los votantes en dos bloques ideológicos pulsa en la foto

Los ciudadanos españoles han acogido con relativa insatisfacción los pactos de los partidos para elegir alcaldes. La falta de sintonía con los regidores elegidos se acentúa entre los votantes del PP, y algo menos, pero también, si votaron a Ciudadanos, según el sondeo postelectoral realizado por Metroscopia entre los días 15 y 17 de junio. La opinión de la mayoría de los consultados refleja una fractura en dos bloques ideológicos: PP y Ciudadanos, en la derecha, frente al PSOE y Podemos, en la izquierda. Los primeros defienden que gobierne la lista más votada. Los segundos apuestan por mayorías alternativas.

La sensación que han dejado entre los ciudadanos estas tres intensas semanas de reuniones para alcanzar pactos no es gratificante. El 57% de los votantes se declara insatisfecho al ser preguntado sobre la elección de alcaldes en el conjunto de España. Sin embargo, como con toda generalización, conviene hacer precisiones.

Si los encuestados se muestran contrariados de forma mayoritaria con el resultado de los pactos en todo el país, el criterio se vuelve más benévolo al referirse a lo ocurrido en su propio municipio. Cuando se les interroga por la elección del alcalde de su ciudad, un 49% de los encuestados se declara satisfecho, frente a un 43% que no lo está.

No tiene matices el enfado de los dirigentes del PP por haber perdido el poder en muchos ayuntamientos donde su lista fue la más votada; y ese sentimiento ha impregnado a la mayoría de sus votantes. El criterio ideológico se muestra determinante y aunque Ciudadanos persigue la transversalidad, sus votantes muestran criterios similares a los del PP, aunque en proporciones menores.

Un 82% de los votantes populares se muestra insatisfecho por la elección de alcaldes que ha habido en España y en esta misma línea se manifiesta el 64% de los votantes de Ciudadanos. No así los del PSOE ni los de Podemos, que están de acuerdo con el conjunto de los alcaldes elegidos en un 52% y un 67%, respectivamente. Los partidarios de estas dos fuerzas políticas aprueban que el PSOE en un número muy elevado de ayuntamientos, y Podemos en pocos pero muy significativos, como Madrid y Valencia, hayan trabado mayorías que impidieran al PP tomar el bastón de mando. El sistema electoral español está así configurado y la política de pactos de esta naturaleza, principalmente entre la izquierda, se produce desde 1979, con las primeras elecciones democráticas municipales.

Nada extraño ni ilegítimo, por tanto, pero resulta condenable para los votantes del PP que el PSOE, Podemos, y otras fuerzas nacionalistas, se hayan unido contra ellos. El cristal ideológico con el que se juzgan estos pactos, también son determinantes. A los votantes populares les parece bien, en un 57%, los acuerdos a los que ha llegado ese partido. Entre los votantes de Ciudadanos, son más los que aprueban los pactos a los que han llegado los populares (47%) que los que ha alcanzado el PSOE (30%).

Desalojar al PP

En el pódium de la satisfacción se encuentran los votantes de Podemos que en un 88% aplauden los acuerdos a los que ha llegado esta formación. Estos pactos siempre han sido con el PSOE cuyos votantes, en un 75%, avalan lo hecho por el partido de Pedro Sánchez. Aunque los socialistas han negociado con cierta prevención con la formación de Pablo Iglesias, la inmensa mayoría de sus votantes dan el visto bueno a esos acuerdos. Tales pactos llevan consigo que el PP les tache de “radicales”, al haberse echado en brazos de la “extrema izquierda”, como enuncia desde el presidente del PP, Mariano Rajoy, hasta el último militante de los populares. De nuevo, la división de opiniones es por sectores ideológicos. Un 77% de los votantes del PP deploran los pactos del PSOE y este juicio crítico se queda en el 55% de los votantes de Ciudadanos.

El malestar de los votantes del PP se manifiesta en la mayor parte de sus respuestas. Un 92% responde con su sí a la afirmación de que “lo más democrático es que gobierne el partido que haya obtenido más votos, aunque no tenga la mayoría absoluta”. Ese criterio lo sostiene el 72% de quienes se declaran votantes de Ciudadanos, en tanto que un 52% de los votantes del PSOE y un 73% de los de Podemos se muestran en desacuerdo, según recoge Metroscopia. La afirmación de que tan democrático es un pacto de investidura o de gobierno entre varios partidos como que se ponga al frente la lista más votada la avala el 71% de los votantes del PSOE; el 79% de Podemos y el 54% de Ciudadanos.

Los votantes de los cuatro partidos solo coinciden en que el objetivo de los pactos ha sido desalojar al PP.

 

Más información