Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los votantes del PP no quiere a Rajoy como candidato

Santamaría y Feijóo se sitúan como los aspirantes mejor valorados para la sucesión

pulsa en la foto

La candidatura de Mariano Rajoy en el PP para la presidencia del Gobierno mejora algo sus opciones, con respecto a hace un año, pero sigue recabando el rechazo mayoritario entre los votantes, incluidos los de su propio partido. El relevo natural entre los electores del PP es la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría pero el gallego Alberto Núñez Feijóo gana enteros y se sitúa primero en el baremo que puntúa conocimiento y aprobación.

El 70% de los consultados en general y el 50% entre los que se confiesan votantes del PP creen que Rajoy no debería ser el candidato de ese partido a las generales de noviembre y que su sustituto debería ser una figura conocida y con experiencia.

El porcentaje de los preguntados que defiende que Rajoy debería ser el candidato del PP en las próximas generales sube ligeramente en este último año, apenas seis puntos, hasta el 22%, y se reduce en cuatro puntos el de los que opinan que tendría que ser otra persona. Entre los votantes populares son ahora el 50% los que entienden que habría que cambiar de cabeza de cartel (eran el 59% hace un año) y aumenta del 34% al 45% los que defienden su validez.

Hace un año el Gobierno de Rajoy aún estaba en lo peor de la crisis y no se había empezado a notarla recuperación económica. El grado de aparición de casos de corrupción ha sido estable durante toda la legislatura.

El mayor problema para Rajoy, que en este aspecto hace tándem con su número dos en el PP, María Dolores de Cospedal, es que parte de consideraciones de liderazgo muy bajas y está muy estancado. Ambos figuran en las últimas posiciones en las tablas que miden el porcentaje de conocimiento y aprobación de los líderes políticos y el saldo entre los que les aprueban o les rechazan es muy negativo, incluido entre sus simpatizantes. Es en esa tabla donde se coloca en primera posición entre los dirigentes del PP el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo (-11), por delante incluso de Sáenz de Santamaría (-21). Rajoy y Cospedal están los últimos en -52 y -54. La percepción sobre el liderazgo de Rajoy, también en los barómetros políticos del CIS, solo aguantó con buena nota los primeros meses tras ganar las elecciones de 2011.

“En todas partes cuecen habas”

Mariano Rajoy ya ha sentenciado varias veces en las últimas semanas que a sus 60 años se siente seguro y bien para repetir por cuarta vez como candidato del PP a las generales de finales de noviembre. Todos los ministros consultados y la mayoría de los dirigentes del PP coinciden en que no hay otra opción mejor. El viernes, en la rueda de prensa posterior a la 11ª reunión bilateral de España con Marruecos, un periodista marroquí formuló una pregunta con cierto tono inquisitivo al jefe de Gobierno de ese país, Abdelilah Benkirán, y este se detuvo y bromeó con Rajoy: "¡Qué suerte tiene, a usted solo le preguntan por qué no cambia de políticas. En Marruecos también piden que cambie de presidente!". Rajoy esperó a la traducción y reaccionó: "No se crea, en todas partes cuecen habas".

En la clasificación de los 10 líderes políticos nacionales se encarama al primer lugar el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, luego está Pedro Sánchez del PSOE, le sigue Alberto Garzón de Izquierda Unida y a continuación está Pablo Iglesias, de Podemos. El quinto político mejor valorado de España sería así Ñúñez Feijóo.

En el último sondeo de Metroscopia se cuestiona a los potenciales votantes del PP sobre si en el caso de que Rajoy se retirase (algo que el presidente del PP ya ha dicho varias veces que no piensa hacer porque se siente muy seguro) se decantarían por alguien nuevo aunque fuese poco conocido o por una figura ya habitual en el tablero político nacional y con experiencia. Los simpatizantes populares se decantan en un 61% por alguien ya reconocido y contrastado. Es en esa clasificación en la que se consolida en primer lugar la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, con el 67%, 17 puntos más que hace un año, por delante de Feijóo, con 46% y siete puntos más que hace doce meses, pese a que recientemente ha reincidido en que su futuro político pasa solo por Galicia.

El calendario oficial de elecciones, en cualquier caso, le permite a Feijóo más tiempo para pensar su futuro. Todo parece indicar que Rajoy será el candidato del PP a estas generales de finales de noviembre, luego los resultados lo determinarán todo, habrá congresos internos del partido y las elecciones gallegas deberían convocarse en otoño de 2016.

En el cuadro de preferencias populares se ubica en tercera posición y con ocho puntos más que hace un año el expresidente José María Aznar, bajan Esperanza Aguirre y Cospedal y mejora siete puntos Alfonso Alonso.

Más información